Club Alpino Ama Dablam cancela los actos previstos para conmemorar el veinte aniversario de la primera ascensión andaluza al Everest

Éstos tendrán lugar cuando la situación actual causada por la COVID-19 lo permita

El Club Alpino Ama Dablam de San Pedro Alcántara cancela los actos públicos previstos para conmemorar el veinte aniversario de la primera ascensión andaluza al Everest; que tendrán lugar cuando la situación actual causada por la COVID-19 lo permita.

La Federación Andaluza de Montañismo emitirá el 22 de mayo; a las 13:45 horas, en su canal de YouTube; un programa especial con entrevistas a los protagonistas de la expedición; y partes del documental; dentro de la reciente iniciativa de la Montaña en Casa (#LaMontañaEnCasa). El C.A. Ama Dablam difundirá a partir del sábado; 23 de mayo en el canal de YouTubede0a9000; el documental integro de la expedición.

La actividad; que por el momento continua programada; tendrá lugar desde finales de octubre; y consiste en la organización de un trekking hasta el Campo Base del Everest.

Veinte aniversario de la primera ascensión andaluza al Everest

El 22 de mayo, a las diez de la mañana hora de Nepal (13:45 h. Andalucía); el escalador del C.A. Ama Dablam, Manuel González (Lolo); pisaba la cima de 8.850 metros del Everest en compañía de Iván Jara y el camarógrafo Juanjo Garra; en la expedición que fue patrocinada por la Junta de Andalucía, y en la que participaron: Manuel Salazar; Amparo Ortega; Fernando Fernández-Vivancos; Macu Fernández; José A. Pérez y Santiago Millán.

Última parte de la escalada

Así narraba Manuel González (Lolo) desde Namche Bazar (Nepal), el desarrollo de la última parte de la escalada:

El Collado Sur del Everest (8.000 m) se me antoja que es la Luna, la falta de oxígeno te hace razonar con debilidad y andar danzando sobre sus rocas, es surrealista, ves a gente fuerte postrada y moribunda,compruebas que frágil es la vida humana ante una naturaleza brutal.

Al anochecer disminuye el viento y da paso a una suave nevada, sobre las 20:00 horas la calma es absoluta y por los radioteléfonos iniciamos las conversaciones entre las tres tiendas, a las 21.00 horas, empezamos a prepararnos llenos de dudas ya que continúa nevando. A las 23.00 horas comienza nuestro tercer intento (sin esperanzas) antes de abandonar el campamento me acerco a la tienda de los sherpas y los informo de que salimos; Lakpa me dice que de acuerdo, ellos saldrán inmediatamente.

En las primeras pendientes, nos movemos bien y pasamos a los primeros sherpas y escaladores, cuando la ladera comienza a empinarse nos detenemos y aumentamos el régimen de oxigeno a dos litros, así comenzamos a trepar ayudados por las primeras cuerdas fijas, sobre las 3 h, alcanzamos al primer grupo compuesto por tres sherpas y un escalador. Los sherpas nos preguntan si tenemos sherpas, y les decimos que sí, que deben de estar al llegar. Así llegamos al Balcón, tras superar la última pala de nieve, eran las 4 h. En este lugar cambiamos las botellas de oxígeno casi acabadas, por la que porteábamos.

Como el primer grupo se movía despacio y nuestros sherpas no llegaban, decidimos continuar tras ellos y bajar el régimen de oxígeno a 1’5 litros. En el Balcón dejó de nevar y el espectáculo visual era tremendo, el Makalu se dejaba notar en el paisaje con especial virulencia y en tonalidades blanco y negro, gracias a la luz lunar, todo alrededor se me antojaba maravilloso, aunque las dudas por llegar a lo más alto aún eran demasiadas.

Cumbre Sur

Con la llegada de los primeros rayos de Sol, nos detuvimos para intentar hacer entrar en calor unos pies ateridos de frío, tomar algo de líquido y emprender la empinada subida a la Cumbre Sur, serían las 8 h.

Desde la Cumbre Sur procedí a informar por radio; fue en ese momento cuando me comunicaron que nuestros sherpas habían regresado al Collado Sur; no sentí especial impaciencia, solo me quite la mochila para comprobar el oxígeno que me quedaba: Había media botella y según los horarios debía tener suficiente para llegar a la cima y descender algo más abajo de la Cumbre Sur, continuando con el consumo de 1’5 litros. Informé de la situación a Iván y Juanjo según llegaron y no se planteó discusión o duda, informamos a los campamentos inferiores de que continuaremos hasta la cumbre. La visión de la arista hasta el Escalón Hillary era apasionante, no me parecía estar allí. El oxígeno que había en nuestras botellas y una botella que envió Santi el día anterior hasta la Cima Sur con un sherpa de otra expedición, se nos antojó suficiente como para conseguirlo, además nos encontrábamos fuertes y esta oportunidad no debía dejarse escapar. Estábamos allí para escalar Everest.

Pisando cima

Seguimos escalando, superamos con relativa rapidez el Escalón y poco antes de las 10 h. del día 22 de mayo pisamos los tres a la vez la cima de la montaña más alta del mundo. Allí estaban con nosotros Fernando, Santi, Salazar, Amparo, Macu y José Antonio y todos los andaluces.

Durante la bajada, se acabó el oxígeno de las botellas de Iván y Juanjo, entre la Cima Sur y el Balcón, la situación se puso muy comprometida, pero compartiendo el oxígeno que quedaba en la botella que porteaba, conseguimos alcanzar el Balcón y descender hasta el Collado Sur.

Ahora en Namche, sentado ante un ordenador y tomando una cerveza, aún me emociono recordando el momento, también reconozco que seguramente arriesgamos más de lo debido cuando decidimos continuar sin sherpas y oxígeno, pero debo reconocer que por mis compañeros, por todos vosotros y por todo el tiempo que he dedicado ha merecido la pena.”

Noticias de San Pedro Alcántara Marbella