IU se queja de la apertura de la rampa de acceso al Tanatorio de San Pedro Alcántara

La formación política asegura que la rampa incumple los requisitos mínimos de accesibilidad

Izquierda Unida se queja, junto a vecinos y colectivos afectados, de la apertura de la rampa de acceso al Tanatorio de San Pedro Alcántara por incumplir los requisitos mínimos de accesibilidad. 

Asimismo califica de “rocambolesca” la solución planteada desde la Tenencia de Alcaldía que contempla la colocación de dos bolardos para impedir la entrada a la misma a las personas con movilidad reducida.

La concejala-viceportavoz de Izquierda Unida, Victoria Morales, señala que la pasarela del Tanatorio de San Pedro es un “espacio de servicio público que sigue sin cumplir la ley al no ser accesible. El acceso a personas con movilidad reducida es una obligación legal, incluida en los pliegos de la concesión. El proyecto del tanatorio es además una obra municipal, de servicio público básico y por lo tanto ha de exigirse que cumpla escrupulosamente con la normativa y la legislación”.

El proyecto de tanatorio-crematorio inicial, incluía una rampa de acceso al Tanatorio de San Pedro Alcántara a personas con movilidad reducida, ya que la entrada principal por la calle Buganvillas no era accesible para este  colectivo.

Calle Buganvillas

“La calle Buganvillas es una calle privada de uso público, es muy estrecha, con dos sentidos de circulación, muy empinada, sin acerado, los coches además aparcan en uno de los laterales, no tienen el espacio mínimo para  hacer giros, etc. Para garantizar la accesibilidad a personas con movilidad reducida, se construyó una rampa de acceso al norte del tanatorio, que invadía el IES Salduba, y conectaba el tanatorio con la calle donde se ubica el mercadillo”, apunta Morales.

En Enero de 2017 se abrió al público el tanatorio, con la pasarela  irregular, ya que no cumplía, según el Servicio Técnico de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Marbella, lo previsto en el Decreto 293/2009, Reglamento de accesibilidad de Andalucía, artículos 15b, 19 y 22 (la longitud máxima de las  rampas con pendientes del 8% deben ser de 6 metros).

Cierre

El incumplimiento de esta base reguladora lo denunció un grupo de vecinos, lo que supuso el cierre al público de esta rampa en verano de 2017, y ha permanecido cerrada todo este tiempo.

El pasado día 15 de este mes de octubre, la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara anunció que se había concedido la licencia de apertura a la pasarela peatonal del tanatorio, porque contaba con los informes favorables de los técnicos de la Delegación de Obras e Infraestructuras, que aseguran que el tanatorio en su conjunto, incluida la pasarela peatonal, cumplía con la normativa de aplicación y que esta podía usarse. Esto significaba según la tenencia que, desde ese mismo lunes día 15, la Concesionaria del Tanatorio (Parque Cementerio Marbella), podía proceder a la apertura de la pasarela peatonal.

“Lo que no ha dicho la Tenencia de Alcaldía es que lo que realmente se ha hecho ha sido condenar el acceso por esta rampa a las personas con movilidad reducida”, dice la edil.

“Prohibiéndoles su uso, e incluso acordando instalar bolardos en los extremos de la rampa para impedir físicamente el acceso con sillas de ruedas”, explica Morales.  A lo que añade que “a las personas con problemas de movilidad reducida y usuarios de sillas de ruedas, se les condena a acceder al tanatorio por la precaria calle Buganvillas”.

Colectivos

Por su parte, Francisco Hidalgo Gómez, perteneciente a diversos colectivos afectados se pregunta “por qué una rampa que no cumple la normativa se abre ahora”. Asimismo  señala que “en el momento más doloroso para una familia se las ven y se las desean para llegar hasta el tanatorio, no se puede acceder por la pasarela, ya que no tiene descansillo, ni pasamanos y con una inclinación superior al 6% que es lo que permite la ley, y nos vemos condenados a utilizar la calle Buganvillas, sin luz y con chinos”.

Comunicado del teniente de alcalde

El teniente de alcalde de San Pedro Alcántara, Rafael Piña, ha lamentado que Izquierda Unida demuestre una vez más “que no se entera de nada; en este caso con el tema de la pasarela peatonal del tanatorio y, anteriormente, con el proyecto de estabilización de las playas de San Pedro mediante la construcción de los ansiados espigones”.

Según ha explicado el edil sampedreño, “la accesibilidad del tanatorio está totalmente garantizada por el acceso de calle Buganvillas. La pasarela peatonal es la vía de entrada más ágil para quienes aparcan el coche en la explanada del mercadillo semanal de San Pedro”, lo que demuestra de nuevo que los concejales de IU “no están informados, no han visto el expediente, no han pedido información en la Tenencia de Alcaldía y no han aclarado ni un solo concepto.

Lo único que buscan es perjudicar a los usuarios del tanatorio que desgraciadamente tiene que entrar por calle Buganvillas, acceso que no está acondicionado totalmente precisamente por los retrasos que están provocando tanto la oposición como algún vecino en el desarrollo total de la obra. No obstante, con la licencia de apertura de la pasarela que recientemente ha concedido la Tenencia de Alcaldía se podrá acondicionar el acerado, habilitar el alumbrado y, en definitiva, prestar los servicios que merecen los vecinos”.

Para Piña, ahora “el pueblo de San Pedro sabe quién ha estado torpedeando la finalización de todas las obras del tanatorio. Lo mismo ocurrió con los espigones, unas obras que podrían estar ya en marcha pero ha quedado congelado por las alegaciones presentadas por Izquierda Unida”.

Ubicación

Cabe recordar, ha continuado Piña, que “el grupo municipal Opción Sampedreña nunca estuvo de acuerdo con la ubicación actual del tanatorio, pero una vez en el gobierno la obra ya estaba realizada y lo único que nos quedó hacer fue conceder la licencia de apertura a un edificio que, por otro lado, cumple con todas las normas de accesibilidad, como no puede ser de otra manera en un edificio de nueva construcción”.

A raíz de la denuncia de un vecino, la Tenencia de Alcaldía comprobó que nunca se le había dado la licencia de apertura a la pasarela en cuestión  “porque la concesionara no la incluyó en la petición, de ahí que tras las pertinentes comprobaciones se aprecie que la instalación de unas barreras visuales solicitadas por el IES Salduba no estaban recogidas en el proyecto. Una vez instaladas y realizada la modificación del proyecto inicial es cuando se ha podido conceder la licencia definitiva de apertura”.

Infórmate más Noticias de San Pedro Alcántara