PEDRÍN. Más de lo mismo

¡Ostras Pedrín!


Dicen los anglosajones que cuando no hay noticias, son buenas noticias y parece ser que nuestro nuevo equipo de gobierno se ha abonado a ello. Con el modelo del PP instalado en la tenencia de alcaldía, ahora se dedican a hacer fotos a los trabajos a realizar por las distintas delegaciones y esas fotos las convierten en hechos destacados que engrandecen su labor y que justifican su sueldo al final de mes, así como el nombramiento de los distintos cargos de confianza y directores generales.

Si limpiar las calles, arreglar jardines, salir en las fotos de los diversos eventos deportivos que organizan los distintos clubes o reunirse con las asociaciones de empresarios o de vecinos locales, además de repasar las instalaciones de los colegios públicos son las noticias que nos están vendiendo, mal camino hemos escogido, porque cuando se le da más importancia a la foto que al hecho en sí,  significa que los ciudadanos y sus necesidades no están tan presentes en las cabezas del súper equipo de gobierno que tenemos, teniente alcalde, concejales, directores generales y asesores incluidos. Muchos jefes con grandes sueldos, para tan pocos resultados.

Tras los cuatro años de gobierno de OSP, dos acompañado por la izquierda, y otros dos por la derecha, y con las actitudes de mayoría absoluta que lo caracterizaron, el cambio, por lo menos en las formas, no será tan difícil. Recuerdo al Sr. Piña decir que perdió las elecciones por culpa de unas latas de pintura roja, así de inteligente es él, y a la alcaldesa prometer que lo primero que haría sería cambiar el color de las nuevas pérgolas, así de oportunista es ella, y, tres meses después, ni siquiera en eso se ha notado el cambio. Y ya saben ustedes que siempre digo que las comparaciones son odiosas, pero viendo cómo evolucionan los municipios vecinos, da un poco de rabia ver que en nuestro pueblo todo sigue igual.

Cuatro años tuvo el anterior gobierno para ubicar y realizar una estación de autobuses digna de un pueblo de más de cuarenta mil habitantes, para ceder una parcela para un nuevo instituto, para arreglar el saneamiento de la zona de Fuentenueva, para soterrar las torres eléctricas del colegio Al-Andalus, para conseguir de una vez por todas unas instalaciones adecuadas y dignas para la Escuela Municipal de Música y Danza, anteriormente llamado Conservatorio, por no decir nada del PGOU y la legalización de las obras ya realizadas o hablar de las playas de nuestro litoral. Cuatro años para conseguir una biblioteca sin goteras y con un horario adecuado a las necesidades de los estudiantes, para ubicar a la policía en el centro del pueblo y para solucionar el problema del estacionamiento en nuestras calles y del tráfico en los accesos a San Pedro.

Al final, más de lo mismo. Se hizo lo que quiso el gobernante de turno sin mejorar ni la vida diaria del ciudadano ni las visitas de los turistas.

Ahora tiene el Sr. García y su extenso equipo de confianza el mismo tiempo para abordar las necesidades verdaderas de los ciudadanos. Tiene cuatro años para originar noticias de verdad, para hacerse fotos con proyectos realizados que beneficien el día a día de los sampedreños, para solucionar los problemas de los vecinos y para generar actividad, tanto económica como cultural. Tiene una oportunidad de oro para gobernar en mayoría absoluta con la inteligencia y la humildad que le faltó al anterior teniente de alcalde. Ojalá se fije en la política de otros municipios y haga de San Pedro Alcántara un pueblo con identidad propia, vecino y hermano de Marbella, por el que pasear sea un placer y vivir en él un orgullo.

Sr. García, ya sabe cómo hacerlo bien y lo que se ha hecho mal, así que hágalo de tal manera que no nos duela ver el gasto que supone las nóminas de todos los cargos políticos que le acompañan.

Más en Opinión en San Pedro Alcántara.