La antigua azucarera de El Ingenio reabrirá como Centro de Artes Escénicas tras ser rehabilitada

El Ayuntamiento va a acometer trabajos de rehabilitación de la antigua azucarera de El Ingenio, un edificio de 478 metros cuadrados actualmente en desuso, para su reapertura como Centro de Artes Escénicas de San Pedro.

La actuación, presupuestada en 800.000 euros y con un plazo de ejecución de ocho meses, contempla la adaptación del edificio “a las nuevas necesidades de programa, funcionales y normativas”, ha señalado la concejala de Obras, Blanca Fernández.

“Las instalaciones se reformaron en la década de los 80 para centro cultural pero en los últimos años han estado clausuradas porque debían adaptarse a la normativa para este tipo de equipamientos públicos”, ha señalado.

El proyecto de rehabilitación ha estado en todo momento supervisado por la responsable de Cultura, Gema Midón, y por la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara y el teniente de alcalde, Rafael Piña.

Las obras permitirán distribuir los usos en dos espacios diferenciados para talleres y para representaciones escénicas, respectivamente. De un lado, los talleres se ubicarán en la torre, mientras que en la nave se dispondrán la sala para espectadores, escenario y dependencias para representaciones.

Asimismo, se habilitarán dos accesos públicos: uno desde el jardín exterior al vestíbulo general del centro, ubicado en la torre, así como de entrada a los talleres y a la sala, y otro desde calle La Morena, para el acceso directo al patio de butacas y evacuación de público.

Igualmente, en la zona del vestíbulo se prevé la ubicación de un Área de Interpretación en la que los visitantes podrán realizar un recorrido histórico, a través de proyecciones audiovisuales, de cuáles fueron sus funciones como ingenio y, posteriormente, como alcoholera.

“La intervención recuperará además los valores arquitectónicos de este edificio histórico del que se conservan la nave principal y la torre”, ha indicado, “dentro del compromiso del Equipo de Gobierno de preservar el patrimonio local y ampliar la red de equipamientos públicos”.

La edil ha recordado que este inmueble formaba parte del complejo azucarero que el Marqués del Duero levantó en la zona en 1860 y que, a finales del siglo XIX, se agregó a la Alcoholera de San Pedro, gestionado por la entonces Sociedad Colonia de San Pedro.