El Consejo de Participación Ciudadana acerca la redacción del nuevo Plan General a los vecinos

El Consejo Sectorial de Participación Ciudadana celebrará el próximo lunes, 7 de marzo, una nueva sesión ordinaria en la que los vecinos podrán conocer de primera mano en qué estado se encuentra actualmente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El encuentro comenzará a las 19.00 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento y contará con la asistencia de una veintena de asociaciones vecinales.

A la cita asistirá también la concejala de Urbanismo, Isabel María Pérez, quien responderá a las dudas que se planteen sobre la redacción del nuevo PGOU y consensuará con los asistentes fórmulas de participación ciudadana para que los marbellíes contribuyan en el diseño de la ciudad. “Queremos atender las peticiones de los vecinos y potenciar su colaboración en un asunto tan importante como este. Para ello estableceremos amplios mecanismos de colaboración, incluso por encima de lo que marca la ley”, ha explicado Miguel Díaz, concejal de Participación.

Otro de los asuntos que se tratarán en esta sesión es el código de Buen Gobierno, un reglamento que recoge los principios de una gestión ética, transparente y que garantice la participación de los ciudadanos. En este sentido, Díaz ha adelantado que “ya se encuentra aprobado inicialmente y una vez publicados en el diario de la provincia informaremos detalladamente a los vecinos sobre las medidas que incluye y que permitirán avanzar hacia una democracia real”.

Igualmente, se informará a los asistentes sobre el Portal de Transparencia y los Presupuestos Participativos, una iniciativa que el Consistorio espera implantar en la ciudad para el año 2017, y que permitirá a los vecinos hacer aportaciones para la elaboración de las cuentas anuales.

El orden día incluye también ruegos y preguntas, momento en el cual los asistentes podrán plantear todas sus inquietudes y propuestas para mejorar los barrios.

La sesión íntegra será retransmitida en directo por Radio Televisión Marbella, cumpliendo así una de las peticiones del Consejo y permitiendo que las reuniones sean más abiertas y participativas.