La Policía Local desarrolla con éxito una campaña de control sobre la venta irregular en Puerto Banús

La Policía Local de Marbella ha desarrollado entre los días 28 de junio y 3 de julio una campaña de control sobre la venta irregular en Puerto Banús, reduciendo significativamente este tipo de prácticas en la zona.

El concejal de Seguridad Ciudadana y portavoz municipal, Javier Porcuna, acompañado por el jefe de la Policía Local, José Andrés Montoya, ha detallado tras la Junta de Gobierno Local que el operativo ha concluido con el levantamiento de 60 actas y la intervención de 3.881 efectos falsificados.

La campaña se ha saldado también con dos detenciones, una debido a una orden de búsqueda y otra por una agresión a un agente. “Estamos satisfechos con el operativo ya que se ha realizado con cautela y tratando siempre de evitar el conflicto y el desorden”, ha subrayado el edil.

“En todo momento se ha garantizado la seguridad tanto de los agentes como de los ciudadanos”, ha manifestado Porcuna, quien ha indicado también que han sido identificadas 70 personas y 18 vehículos.

El responsable municipal ha asegurado que “el éxito queda reflejado en que cada vez se están realizando menos intervenciones por este motivo en Puerto Banús” y ha añadido que “vamos a realizar una encuesta de satisfacción entre comerciantes y empresarios para determinar si comparten la misma percepción”.

La campaña, que se trasladará al Paseo Marítimo de Marbella, se ha desarrollado en tres fases: una primera de investigación mediante el control de la procedencia de los vendedores y los lugares de recogida y distribución de la mercancía; una segunda de control, con más efectivos, y una tercera, con el refuerzo de dicho control.

Javier Porcuna ha detallado que este operativo, desarrollado por policías de paisano, también responde a una demanda de comerciantes, asociaciones empresariales y ciudadanos.

Por otro lado, el Gobierno local ha dado luz verde a dos licencias urbanísticas por un importe de ejecución cercano a 1.200.000 euros para una vivienda unifamiliar en la zona de Sierra Blanca (685.000 euros) y otra en Sanisol (535.000 euros).