Álex Ortiz: “vamos a tener que hacer allí un partido prácticamente perfecto si queremos traernos los tres puntos”

La U.D. San Pedro vuelve esta semana al campeonato liguero después del parón de la pasada jornada motivado por la retirada de la competición de su rival, el Español del Alquián, un partido que se dio por concluido para la Federación con un resultado favorable de 3-0. En la jornada 33, los de Álex Ortiz se medirán al que hasta la pasada jornada era el líder del campeonato, el Atlético Malagueño.

Un rival que para Ortiz es el “equipo técnicamente más fuerte de la categoría, con una calidad técnica individual tremenda, vamos a ver jugadores en los próximos años en el primer equipo y eso al final se tiene que notar”.

El Malagueño, aspirante claro al ascenso, acumula dos derrotas consecutivas, lo que hace que en su punto de mira sólo pueda estar ya la victoria, para Ortiz, estos resultados han podido estar motivados “por la presión que existe a estas alturas de la temporada y que tiene un plantilla muy joven”, situación a lo que se ha sumado que las lesiones del primer equipo hayan hecho que algunos de sus jugadores hayan tenido que participar con el Málaga C.F. en la Primera División.

Ortiz reconoce la dificultad que presenta el campo del Malagueño, “vamos a tener que hacer allí un partido prácticamente perfecto si queremos traernos los tres puntos”, apuntó el míster, quien, no obstante, no quiso desaprovechar la oportunidad de recordar las actuaciones de la U.D. San Pedro ante los teóricos favoritos del campeonato, “los equipos que están arriba no se nos están dando del todo mal, a excepción de El Palo”. No en vano, los rojinegros lograron el empate ante el Antequera y El Ejido y consiguieron la victoria en el Vívar Téllez ante el Vélez.

“El equipo cuando se enfrenta a los teóricos favoritos para estar arriba siempre da la cara y es un plus de motivación jugar contra el filial del Málaga en un campo donde sabemos que va a haber mucha gente viendo el partido, es un escaparate para que todos los futbolistas puedan decir aquí estamos, dando la cara y luchando para intentar conseguir los tres puntos”.

Un encuentro difícil el que afrontarán los sampedreños, pero que cuentan como ventaja el jugar ya sin ningún tipo de presión al tener la categoría salvada y estar lejos de jugarse plaza para el ascenso.

“Los futbolistas tienen que salir sin ningún tipo de miedo porque ya no tenemos ningún tipo de presión, nosotros la única presión que tenemos es la de salir, disfrutar y tratar de hacer el mejor partido posible. Si tenemos la suerte de que estamos acertados de cara al gol y que, defensivamente, como venimos haciendo en los últimos partidos, desarrollamos un buen trabajo, pues no vamos a renunciar obviamente a nada antes de jugar”.

Ortiz no podrá contar esta semana con dos baluartes del cuadro rojinegro como son Álvaro Olmo y Chechu, que cumplen partido de sanción por acumulación de tarjetas, no obstante, el técnico sampedreño ya ha buscado alternativas, “venimos trabajando con los posibles recambios y estoy seguro de que lo van a hacer bien, son dos jugadores de una categoría y una experiencia importante dentro del equipo pero no nos vamos a excusar, como nunca nos hemos excusado en bajas”.

No descarta tampoco el míster tirar de jugadores de la cantera destacando que su intención es “que de aquí a final de temporada puedan disfrutar de minutos”, por lo que es posible que veamos a algún jugador más estrenar la camiseta del primer equipo.