PEDRÍN

¡OSTRAS PEDRÍN!


¿Año Nuevo?

Llega el año nuevo y por estas fechas suele hacerse balance de los acontecimientos acaecidos en los últimos trescientos sesenta y cinco días y presentar intenciones para el siguiente año, sobre todo buenas intenciones que, con el paso del tiempo, por desgracia, irán cayendo en saco roto y se dejarán irremediablemente para el siguiente nuevo año.

Aquí, en este nuestro maravilloso pueblo de San Pedro Alcántara, para no ser menos, solemos acumular intenciones de un año para otro, y en el balance de las cosas realizadas, ponemos estudios y proyectos de cosas que se van a hacer y que nunca llegarán, o que se pospondrán para años venideros. Pero lo tenemos tan asumido que ya casi ni nos molesta.  Es increíble con todo lo que ha pasado en este Ayuntamiento, cambio de partido en el poder incluido, que siga pareciendo que todo sigue igual, dando igual que nos gobierne PP, PSOE o la madre que los parió. A nosotros, por obra y gracia de las urnas, nos tocó un partido que, en principio, iba a mirar más por el pueblo y que, finalmente, han mirado más por ellos mismos y por sus bolsillos que por el resto de sus conciudadanos. Es decir, más de lo mismo, y si no quieres caldo, pues dos tazas.

El Sr. Piña, el Sr. Osorio y su extensa corte de cargos de confianza han ido manejando los hilos para que todo el mundo baile al son que más les convenga, y para que al final, sin hacer nada por el pueblo, puedan colgarse medallas de méritos que solo ven ellos, y puedan hacerse fotos que aparenten su enorme esfuerzo. Es como usar un programa de retoque fotográfico, pero a lo bruto, es decir, arreglamos chapa y pintura y lo inmortalizamos con una instantánea, que, aunque el motor no arranque, como la foto no se mueve, no se nota. Para qué perder el tiempo con Photoshop si ya está todo inventado. Lo importante, ya lo dijo otro mandatario, es que hablen.

Y si eso es lo que quiere nuestro maravilloso teniente de alcalde, pues hablaremos. No nos cansaremos de decir que los quince mil euros que se ha gastado para la famosa encuesta de la famosa peatonalización de la famosa calle de en medio, no ha sido por realizar la susodicha encuesta, sino para pagar la localización de toda la gente que había hablado previamente con el teniente de alcalde y su equipo de colaboradores para que digan exactamente lo que sabíamos hace seis meses que iban a decir, que es mejor peatonalizar la calle, no porque favorezca el comercio ni porque lo quieran los vecinos, sino porque es lo que quiere el Sr. Piña. Ya lo dije en su día. Cuando la cabra tira para el monte, no hay domador ni encuesta que le cambie el camino.

Y por qué no hablar de la cabezonería de las bolsas de basura que dejan los fines de semana los vecinos de Acción Vecinal, que, después de darse la paliza limpiando y desbrozando por zonas que la propia tenencia tiene olvidadas, dejan acumuladas en los rincones donde han actuado, y que se pueden pegar meses sin que ninguno de los bien pagados cargos de confianza ni el propio teniente de alcalde dé la orden de recoger. Prefieren dejar la mala imagen de las bolsas que dar su brazo a torcer. Pues nada, allá cada cual con su conciencia.

Y para que sigamos hablando, como si de un buen gestor se tratase, nuestro maravilloso teniente de alcalde, acompañado una vez más de su bien remunerado equipo de confianza, nos felicita las navidades a todos los sampedreños con un video donde dice que estamos más unidos que nunca, y que la cultura, el teatro y la música se fomenta más que antes, y que el brillo resplandece por todo el término municipal. Ole sus bolitas salerosas de Navidad. ¿Más unidos que nunca? ¿En serio? Será por las obras, o por la Navidad, o, seguramente, por el qué dirán.

Más en Opinión en San Pedro Alcántara.