Cierre de temporada festivo para el CB Costa Marbella

La entidad ha rendido un  homenaje al entrenador Pablo Bernabé que, tras 25 años en los banquillos, se tomará un periodo de descanso

El Club Baloncesto Costa Marbella puso ayer fin a una dura y frenética temporada en la que, tanto los equipos federados como los de formación, han alcanzado importantes resultados y, sobre todo, han avanzado en su aprendizaje del baloncesto, que es, en definitiva el objetivo que persigue este club.

La fiesta comenzó con la última jornada de la Liga Educabasket, una iniciativa puesta en marcha por el CB Costa Marbella, que da la oportunidad de competir a equipos de formación de toda la comarca. Se disputaron partidos de las categorías babybasket, premini y mini. Posteriormente, el equipo Mini 06 del Costa, que este año ha competido como invitado en la liga federada obteniendo excelentes resultados, se enfrentó al CB Marbella.

El resto de equipos del club disputó partidos muy especiales contra sus padres. En la mayoría de los casos, los chicos y chicas dieron “un repaso” a sus progenitores que pudieron comprobar en propias carnes, el duro trabajo que realizan sus hijos en las pistas. También se celebraron concursos de tiro y habilidad.

El equipo estrella del CB Costa Marbella, el equipo de baloncesto adaptado, el primero federado de la provincia, fue uno de los protagonistas de la fiesta. Sus jugadores también se enfrentaron a los padres y sus jugadores vivieron un día de convivencia especial con sus compañeros de entidad.

Durante la jornada, el club habilitó una hucha para colaborar con la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI), que ayer celebraba verbenas solidarias en toda la provincia y a la que la entidad quiso apoyar en su labor.

Por la tarde, todos los jugadores recibieron un premio por su trabajo en la temporada. La presidenta de la entidad, María Jesús Rodríguez, destacó el crecimiento que experimenta cada temporada este club, que tras cinco años de andadura ha superado ya los 200 jugadores.

Rodríguez, en nombre del Costa Marbella, rindió homenaje al entrenador y cofundador del club Pablo Bernabé que, tras 25 años en los banquillos, ha decidido hacer una parada en su carrera deportiva y tomarse un año de descanso. La presidenta destacó la valía profesional de Bernabé, pero sobre todo su calidad humana. Definió a Bernabé como un “entrenador con mano de hierro, pero con guante de seda”.