Colectivos de diversidad funcional visitarán las obras municipales para garantizar que cumplen la normativa de accesibilidad

La Mesa por la Accesibilidad Universal acordó ayer, en su primera reunión, la creación de una comisión integrada por representantes de los colectivos de diversidad funcional que visitará las obras municipales que se ejecuten a partir de ahora para garantizar el cumplimiento de la normativa de accesibilidad.

Así lo ha explicado el concejal de Movilidad, Miguel Díaz, quien ha explicado que esta primera toma de contacto “ha sido muy fructífera y ha permitido poner sobre la mesa una serie de iniciativas para potenciar un modelo de ciudad accesible y amable con sus ciudadanos”.

Entre ellas, ha destacado la puesta en marcha de esta comisión específica “que garantizará que todas las infraestructuras municipales son realmente accesibles y no cuentan con barreras arquitectónicas desde el momento que se estén ejecutando”.

La Mesa por la Accesibilidad Universal contó en esta primera reunión con distintos asociaciones de carácter social y cívico que trabajan con la diversidad funcional y con los concejales de Movilidad, Derechos Sociales, Obras, Industria y Parques y Jardines, Miguel Díaz, Victoria Morales, Blanca Fernández, Javier Porcuna y Francisco García, respectivamente. Además, asistió Javier Mérida en representación del Partido Popular y Victoria Mendiola por Costa del Sol Sí Puede.

La mesa, que se reunirá a partir de ahora de forma ordinaria con carácter trimestral, impulsará actuaciones en cuatro ámbitos: espacios públicos, edificios públicos, transporte y comunicación. Además, cada encuentro contará con un intérprete del lenguaje de signos que ya estuvo presente ayer.

Otro de los acuerdos que se alcanzó ayer fue que los colectivos de diversidad funcional también sean partícipes del pliego de condiciones del transporte público “con el mismo objetivo, garantizar que sea lo más accesible posible”, ha puntualizado Díaz.

También se ha planteado la posibilidad de crear una brigada integrada por operarios del Ayuntamiento para la eliminación de barreras arquitectónicas; la próxima instalación de pictogramas en las bibliotecas y edificios públicos municipales; la creación de un sello que identifique a los establecimientos que sean accesibles; potenciar medidas que favorezcan un turismo accesible y aplicar criterios de accesibilidad a las nuevas tecnologías, incluyendo la página web municipal y las pantallas informativas.