El Ayuntamiento abre dos expedientes disciplinarios al jefe territorial de la Policía Local en San Pedro y a un empleado municipal

Se trata de la gestión irregular de una zona cedida al Ayuntamiento para parking durante los conciertos de Marc Anthony y Armin Van Buuren

El portavoz del Equipo de Gobierno y delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Porcuna, ha informado hoy de los expedientes disciplinarios abiertos al jefe territorial de la Policía Local en San Pedro Alcántara y a un empleado municipal por el caso relacionado con la gestión irregular de una zona cedida al Ayuntamiento para parking durante los conciertos de Marc Anthony y Armin Van Buuren.

El edil ha explicado que ambos expedientes derivan de otro informativo iniciado en el marco de una investigación de los hechos ocurridos en ambos conciertos relacionados con un aparcamiento irregular en el que se cobraba 5 euros, un procedimiento que busca “claridad en esta circunstancia tal y como nos demandan los ciudadanos y el 99,9 por ciento de la plantilla de la Policía Local”.

Porcuna ha asegurado que en principio ha quedado probado en la investigación que “se ha realizado un uso de un bien cedido para obtener un beneficio económico sin que existiera una autorización municipal y, por tanto, tampoco cosas tan básicas como un seguro de responsabilidad civil que cubriera los accidentes que pudieran sufrir los usuarios”.

Ha comenzado la explicación señalando que existía una cesión gratuita al Ayuntamiento de una zona de aparcamiento para que pudiera ser utilizado por los asistentes a los dos conciertos.

“En la primera cita tuvimos constancia a través de redes sociales y comunicaciones directas de ciudadanos y agentes policiales del atasco producido por la gestión del aparcamiento en el que se cobraban cinco euros sin autorización”, ha detallado.

En este sentido, el teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña requirió, en el concierto de Marc Anthony, la apertura del aparcamiento de forma libre sin que se le tomara en cuenta por lo que, tras esa circunstancia y tras el colapso de tráfico que provocó no solo en San Pedro sino también en Marbella, se iniciaron unas pesquisas, comprobando que efectivamente se habían cobrado 5 euros.

“También nos llegó información de que había personas cercanas al Ayuntamiento que podrían estar gestionando el parking de forma irregular pero como no teníamos la certeza organizamos una visita al segundo concierto que tuvo lugar tras cerciorarnos que de nuevo un cartel indicaba el pago de 5 euros por el aparcamiento”, ha señalado.

Hasta la parcela se acercaron el delegado municipal de Seguridad Ciudadana, el teniente de alcalde de San Pedro, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio, y “confirmamos que había personas cobrando 5 euros”, ha indicado.

“En el lugar aparecieron personas que tenían relación con la organización del concierto y que nos aseguraron tener un principio de acuerdo con los que explotaban el aparcamiento conversación que fue grabada para evitar malentendidos”, ha afirmado, añadiendo que posteriormente “apareció el jefe territorial de San Pedro quien también estuvo presente en la conversación”.

Posteriormente, se procedió a identificar a las personas que estaban trabajando en el aparcamiento, derivándose que un empleado municipal e hijo del inspector de la Policía Local, Ricardo del Río, era el encargado de organizar el aparcamiento en los dos conciertos y provocando la apertura del expediente informativo.

“El jefe territorial de San Pedro ese mismo día me informó de la existencia de un informe sobre el primer concierto del que no tenía constancia y en el que se denunciaba el colapso de tráfico y el aparcamiento sin autorización”, ha detallado Porcuna, solicitándole que le remitiera dicho informe, con fecha de salida el 2 de agosto, pero que aparentemente estaba realizado entre las dos citas musicales.

Dicho informe forma parte del expediente informativo que se abrió y que fue aportado al instructor del mismo, derivándose por un lado que el jefe territorial de San Pedro reconoce que para posteriores eventos debe permitirse el acceso libre al aparcamiento, ya que por parte de la administración no se había autorizado a las personas que lo estaban explotando el uso de la parcela ni el cobro de los 5 euros.

Sin embargo, en el concierto siguiente volvió a requerirse el pago de los 5 euros hasta que se personaron los concejales citados anteriormente en el lugar.

“En este punto, desde el Equipo de Gobierno queremos dejar claro que los policías estaban exclusivamente dedicados a su labor de organización del tráfico”, ha apuntado.

Asimismo, durante la filiación de los trabajadores se constató que uno de los mismos es empleados municipal e hijo del inspector de policía mencionado anteriormente, el cual manifestó que el parking fue organizado por la promotora y que fue avisado para el trabajo de forma ocasional”.

“Al tratarse de un empleado municipal podría darse una cuestión de incompatibilidad además de que tampoco hay constancia de que exista un contrato laboral, derivándose de estas circunstancias la apertura del otro expediente”, ha asegurado.

El edil ha manifestado que a raíz de esta situación se “ha producido una vorágine interna en la Policía con dos convocatorias -una prevista para hoy-, por parte del inspector, padre del empleado municipal, de reuniones entre los mandos para denunciar que se está atacando a la institución cuando la única intención y lo único que mueve al Equipo de Gobierno es que se aclaren las circunstancias como nos demandan los ciudadanos y prácticamente la totalidad del cuerpo de Policía Local”.

“Entendemos que es una circunstancia que no ayuda a la imagen de la Policía pero menos ayudaría si no fuese investigada”, ha indicado, al tiempo que ha reiterado que han sido muchos los policías y ciudadanos que se han quejado por la situación y por el cobro de los cinco euros.