Los combinados andaluces sub18 y sub16 de rugby vencen en la segunda jornada del Campeonato de España de Selecciones Territoriales

MATEO CACERES SUB18

Los combinados andaluces sub18 y sub16 lucharán por las medallas, tras derrotar con claridad al combinado castellano leonés, en la segunda jornada del Campeonato de España de Selecciones Territoriales. Ambos conjuntos necesitaban la victoria, unos con suficiente margen para pasar a la gran final y los otros, para luchar por el bronce. Andalucia subsub18, no sólo necesitaba la victoria sino que tenía que hacerlo por más de cincuenta puntos. Tras el empate cosechado en la primera jornada, frente a la potente selección madrileña y que éstos en la segunda, derrotaran a domicilio a los castellanos leoneses; el combinado andaluz tenia la presión de ganar y de hacerlo con autoridad.

Desde el primer instante, el combinado andaluz tomo las riendas del encuentro y no dio opciones a su rival. Al descanso dominaban el marcador, por 28 a 0, merced a cuatro ensayos transformados. Con la mitad del trabajo hecho, en la segunda parte se desmelenaron los andaluces y lograban anotar otros seis ensayos (cuatro de ellos transformados), para llegar al final con un 66 a 0, que les daba la suficiente ventaja en el golaveraje, con la selección madrileña.

En la final les espera la muy potente selección de Cataluña, que venció en los dos partidos a País Vasco (49 a 20) y a Valencia (15 a 22). Por su parte, Andalucia Sub16 precisaba de la victoria, para poder luchar por subir al pódium. En la primera jornada sufrieron un duro correctivo, frente a los madrileños. El 53 a 5 que ondeaba al final en el marcador, no dejaba lugar a dudas de la superioridad de los locales, que aprovecharon la “pájara” del conjunto andaluz.

En la segunda jornada, los madrileños también se impusieron a los castellanos leoneses, aunque no con tanta rotundidad, por un igualado 12 a 22. De este modo, andaluces y castellanos se jugaban en la última jornada, luchar por la tercera plaza. Nada bien comenzó el encuentro para los nuestros, que vieron cómo llegaban al descanso con desventaja, 10 a 12. Pero, al igual que sus “mayores” del sub18, en la segunda parte se desmelenaron y acabaron endosando un inapelable 33 a 8, para terminar el partido con el resultado de 43 a 20 y el pase, a la final de consolación.