Nuevo proyecto solidario entre la Costa del Sol y el Sahara

Impulsado por la Asociación Itran N Khamlia y una estrella del Colegio Isdabe

Qué difícil es ahora hacer resurgir de nuevo la Solidaridad. Pues se puede. Lo demuestra un nuevo proyecto solidario entre la Costa del Sol y el Sahara. Gracias al impulso de la Asociación Itran N Khamlia y una estrella del Colegio Isdabe de Estepona. Esa estrella se llama Mariví Menacho, profesora de Educación Infantil de este centro, y no es que vaya con aires de grandeza, sino que así la llaman en el poblado marroquí de Khamlia. De ahí el nombre de la asociación, y de la entidad, Khamlia por el Desarrollo, con la que trabaja mano a mano por promover vida en este poblado del Sáhara oriental de Marruecos

Menacho y sus amigos trabajan en España y Marruecos por mejorar la vida de esta aldea, Khamlia, y sus 56 familias. Marroquíes pero de ascendencia negra cerca de la frontera con Argelia, tratan de buscar alternativas de vida para las mujeres y niños de la zona. Con los más pequeños, tratan de que no estén siempre en torno al turista para pedir dinero, sino que sean autónomos para encontrar nuevos modos de vida, formación y ocio. De ahí que montaran una sede con varios locales en la aldea y allí realizar actividades, apoyan al estudio y fomentar la cultura.

“Hemos montado actividades escolares, campañas de recogida de material escolar, campamentos, acciones de concienciación medioambiental, campañas de higiene bucal, etc. Con la situación Covid, los jóvenes van a clase una semana sí y otra no. La semana que no acuden al centro escolar necesitan estar en nuestras sedes para realizar otras actividades de formación y también queremos reformarla para equiparla de cara a la brecha digital tan grande que existe”, comentó Mariví Menacho. Esta acción es la que principalmente le ocupa ahora, a través de una campaña de recaudación de donativos para la reforma de estos centros.

Apoyo a las mujeres

Con respecto a las mujeres, se han impulsado iniciativas laborales para que desarrollen todo su potencial fuera del ámbito doméstico. Se puso en marcha una cooperativa textil, y ahora han proyectado nada menos que un restaurante, que avanza poco a poco. También con ellas se han realizado muchas actividades de apoyo, como revisiones ginecológicas y de formación.

Todas estas actividades, así como las visitas a las tribus nómadas de la zona, para proveer de ropa, alimentos o medicamentos, están siendo claves para la permanencia de estas aldeas y sus culturas. “Cuentan los veteranos que Khamlia y sus alrededores estaban a punto de desaparecer, pero la cultura, y en especial su música, les mantuvieron unidos para seguir adelante. A mi me cambió la vida esta aldea y en estos tiempos tan difíciles es importante seguir contando con los últimos”, comentó Mariví. Menacho invita a todos a conocer el proyecto solidtario entre la Costa del Sol y el Sahara, a través de las redes sociales, y aportar lo que buenamente se estime en la cuenta ES55 3187 0125 3921 5522 5911 o por BIZUM en el número 609 568 319.

Sigue nuestras Noticias de San Pedro Alcántara Marbella