Recorremos el Paseo de ribera hasta la Cueva del Gato

Ruta familiar que permite conocer uno de los monumentos geológicos más importes de Málaga

Este recorrido familiar asequible para toda la familia permite recorrer la cabecera del río desde la estación de Benaoján hasta la entrada a esta impresionante oquedad. En ella desemboca en el Guadiaro el subterráneo río Gaduares tras fluir cuatro kilómetros bajo tierra.

Monumento Natural Cueva del Gato

Monumento Natural Cueva del Gato está formado por la caverna y la cavidad que da salida a las aguas del río Guadares o Gaduares. Situado en el municipio de Benaoján, a unos pocos kilómetros de Ronda y en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, es toda una joya geológica de Málaga.

La cueva es la boca sur un conjunto espeleológico denominado Sistema Hundidero-Gato. De origen kárstico, se trata del sistema más importante de Andalucía, con simas, lagos, sifones, cañones y salas. Llegan a alcanzar hasta los 70 metros de altura. Tienen un recorrido de más de cuatro kilómetros, desde su infiltración en la Garganta del Hundidero hasta la salida por la Cueva del Gato.

Estación de Benaoján

Ruta 2 Cueva del GatoNuestra ruta comienza en la Estación de Benaoján, población de historia reciente. Surgió gracias a la llegada de la vía férrea Bobadilla-Algeciras. Desde la estación de ferrocarril, tomamos la carretera paralela a la vía del tren en sentido descendente al valle, hasta un paso a nivel. Lo atravesaremos con el debido cuidado, para continuar por la calle que desciende al río.

Río Guadiaro

El itinerario discurre junto al Río Guadiaro, dejándonos a nuestra izquierda una gran mole rocosa que hace que se produzca un remanso en el río. Allí es fácil observar, si vamos en silencio, algunas de las aves acuáticas y de ribera que habitan estos parajes, como son garzas reales, cormoranes, azulones, ruiseñores, etc.

Siguiendo el curso del río Guadiaro, el sendero nos acerca primero a diversos molinos y a tramos de un camino medieval construido sobre una antigua vía romana.

Charco de la Barranca

Ruta 3 Cueva del GatoTras cruzar un puente, llegamos a un cruce de caminos. A la derecha parte el sendero del río Guadiaro que lleva a Benaoján y que desechamos. A la izquierda comienza nuestro recorrido sobre una pista. Primero se encuentra cementada, entre adelfales, zarzales y otro tipo de matorral de ribera y que discurre paralelamente al río Guadiaro. En unos minutos llegaremos al Charco de la Barranca, una charca producida por un dique existente en el río.

El carril pasa al poco tiempo bajo el puente de la carretera que une Benaoján con Ronda. Aparecen algunas huertas dispersas y, un poco más adelante, tras atravesar el arroyo de la Torre del Moro, llegamos al molino de las Cuatro Paradas. Éste conserva buena parte de su estructura original, incluidos los cuatro cubos o paradas que hacían girar sus cuatro muelas

Caminaremos sobre los restos de un camino medieval, construido sobre una antigua calzada romana. Ésta discurría a través del valle del Guadiaro y unía las ciudades romanas de Carteia, en San Roque, y Acinipo, en Ronda.

Puente y pasarela

En unos minutos llegamos al hotel Cueva del Gato, frente al cual tenemos un puente de madera que cruza el río Guadiaro. Una pasarela de madera continúa tras el puente, suspendida a escasa altura sobre las aguas turquesas y cristalinas que manan desde la Cueva del Gato. Se trata de las aguas del río Gaduares que desembocan en el Guadiaro. Cruzamos bajo el puente de la línea de ferrocarril y aparece ante nosotros, la boca de la Cueva del Gato.

Finalmente, recordar que junto a  la oquedad hay un cartel que nos informa de la prohibición de continuar. Es una cavidad peligrosa que requiere, además de autorización, conocimiento experto en espeleología. La vuelta la haremos por el mismo camino.

Senderismo

SENDERISMO

1. TIPO Lineal.

2. DIFICULTAD Baja.

3. DURACIÓN Unas 2 horas ida y la vuelta haciendo fotos y sin prisa.

4. DISTANCIA 4 kms. ida y vuelta.

5. DESNIVEL Inapreciable.

6. AGUA Ninguna fuente.

Más rutas en Noticias de Turismo San Pedro Alcántara Marbella.