El PP acusa al tripartito de impedir a la oposición el acceso a la información municipal

El concejal del grupo municipal popular José Eduardo Díaz, que ha acusado hoy al tripartito de impedir a la oposición el acceso a la información municipal, ha criticado que desde mayo no se han facilitado los decretos, que suman más de 2.500 y a los que el PP aún no ha podido acceder.

Díaz ha asegurado que durante los ochos años de gobierno del PP, nunca se impidió a la oposición el acceso y la copia de los decretos, que es una de las piezas claves para conocer qué decisiones y actuaciones adopta el equipo de gobierno y “cuyo contenido se está ocultando a la oposición con una clara intencionalidad de entorpecer la labor de control y fiscalización que debe desarrollar la oposición.

El edil ha asegurado que las únicas medidas de transparencia que ha impulsado el tripartito son las que obliga la ley estatal que, por cierto, impulsó el gobierno del Partido Popular, frente a lo que están haciendo a nivel local, con un bloqueo permanente a la labor de control y al acceso a la información.

Esta obstrucción permanente al acceso a la información ha obligado al PP a presentar hasta 20 contenciosos administrativo por impedimento de los derechos cívicos, ha recordado el edil, quien ha señalado que esta cifra aumentará en las próximas semanas, toda vez que siguen sin contestar a las preguntas que se les dirige desde nuestro grupo municipal.

Se ha referido también a la comisión de Transparencia que puso en marcha el tripartito en febrero y en la que se vetó e impidió la presencia del grupo mayoritario de cuantos integran la corporación municipal “en una muestra evidente del talante antidemocrático y opaco con el que gobiernan los actuales responsables municipales.

Díaz ha recordado que en un primer momento sí se invitó a Podemos a nombrar un integrante en dicha comisión, si bien cuando el PP reclamó el mismo trato para su grupo, el tripartito optó por modificar la composición de la misma y retirar la participación de Podemos.

Díaz ha censurado la doble moral del equipo de gobierno, que presume de gobierno abierto y transparencia y actúa en la dirección contraria, con medidas dirigidas a impedir, dificultar y bloquear la labor de los miembros de la oposición, que además es el grupo más numeroso y con más apoyo ciudadano de todos cuantos conforman la corporación municipal.