Excursión estival por las pozas del río Castor

Itinerario de dos kilómetros hasta este cauce, donde hay varias pozas para bañarse

El verano se acerca a su fin, pero el calor nos acompañará todavía un tiempo. San Pedro Información te propone una excursión por este arroyo esteponero entre pozas y toboganes donde disfrutar de la Naturaleza.

Senderismo Río Castor
A pocos metros del fin del carril encontramos esta poza con azud que alimenta a la acequia. C.L.

Las playas de la Costa del Sol son el gran atractivo turístico del verano y atraen a nueve de cada diez visitantes. Si quieres llevarle la contraria a esta tendencia masificadora, te proponemos una alternativa refrescante en plena naturaleza alejada de las grandes aglomeraciones.

Senderismo Río Castor
Caballos de un cortijo junto al carril que lleva al río. C.L.

En esta ocasión hemos elegido el río Castor, que nace en las vertientes sureñas de Sierra Bermenja y recorre 13 km hasta desembocar justo al este del hotel Kempinski de Estepona. Es un arroyo situado en terreno de peridotitas, un tipo de roca impermeable que facilita que el agua fluya a flor de superficie y en el que destacan la mezcla de estas piedras plutónicas con grandes mármoles que favorecen la formación de pozas y toboganes.

Senderismo Río Castor
Recorriendo el río Castor. C.L.

Para alcanzar el punto de partida de esta ruta debemos desplazarnos por la autopista A-7 desde San Pedro Alcántara en dirección a Estepona durante unos kilómetros hasta la gasolinera de Repsol, donde podemos dejar el coche.

Desde este punto parte un carril con una puerta abierta de servicio que nos conducirá al valle del río Castor, transitando a media ladera rodeados de alcornoques y pinos. Desde donde dejamos el coche hay dos kilómetros de camino hasta llegar al río propiamente dicho junto a un vivero de palmeras.

En este punto cogemos un sendero que no tiene pérdida que nos acerca al río. Tenemos por delante la parte acuática de la ruta. Podemos seguir ya por en medio del río o remontar a nuestra derecha por una senda que nos permite avanzar unos cientos de metros hasta otro punto en el que tenemos que nadar. A partir de aquí el río se encaja y durante varios cientos de metros tendremos que ir saltando rocas y vadeando el río.

Las pozas se suceden hasta que el río se abre un poco en la Poza de las Nutrias, un lugar idílico donde darse un baño prolongado, pudiendo saltar desde lo alto de las rocas.

En esta piscina natural, y en todo el río, hay una amplia población de peces, libélulas, incluso culebras de río, todos ellos indicadores de la buena salud ecológica de este cauce costasoleño. Tras el baño y el almuerzo toca regresar los 3 km de camino, recogiendo los desperdicios para no dejar rastro de nuestro paso por este paraje.

Senderismo

SENDERISMO

1. DIFICULTAD Ruta fácil, apta para mayores y niños a partir de 6-7 años, con un recorrido total de 3 km.

2. DESNIVEL Poco. Con varias cuestas cortas que suman unos cien metros de desnivel.

3. AGUA No hay puntos de agua potable a lo largo de la ruta. No se recomienda beber del río.

4. PARA APUNTAR  Si no quieres andar por el río, al poco de terminar el cauce hay una poza con un azud muy bonita.

  • Ruta publicada en San Pedro Información en septiembre de 2016.