Senderismo circular Valle de la Fulaneja

Excursión para niños mayores de 6 años que recorre parajes de gran belleza

El valle de la Fulaneja es uno de los rincones mágicos de la Sierra Blanca. Un lugar escasamente visitado por las hordas de senderistas que prefieren dirigir sus pasos hacia la Cruz de Juanar y la Concha.

Valle de la Fulaneja
El viejo camino que lleva al puerto de la Viborilla. C.L.

Nosotros planteamos esta ruta como una excursión familiar en la que los más pequeños pueden iniciarse a subir puertos y transitar por senderos pedregosos que requieren de cierta habilidad.
Comenzamos esta excursión junto al refugio de Juanar. Recomendamos iniciar la ruta temprano ya que los fines de semana la zona se convierte en una romería de la gente que sube de la costa a respirar aire puro. Subimos por el carril de tierra entre pinos que nos asciende durante unos cientos de metros hasta que el terreno se abre dando vistas al valle de Juanar. Tras recorrer el olivar, donde es fácil ver conejos, tomamos el desvío a la derecha que nos dirige al interior del bosque de pinos Monterrey que es una de las señas de identidad de este valle. Dentro del pinar, tapizado de helechos y zarzas, tenemos que coger a la derecha en el cruce señalizado, siguiendo un carril que muere en un llano arenoso desde donde veremos en lo alto uno de los puntos importantes de esta ruta: el puerto de la Viborilla.
El ascenso se hace en cómodas zetas por el viejo sendero que se dirige a Istán. En apenas 25 minutos nos situamos en lo alto, junto al solitario pino de la Viborilla. Pronto ganamos vistas al valle de la Fulaneja, presidida por la montaña del mismo nombre que se erige tapando la cuenca del río Verde. Para el descenso hay que ir atentos: seguiremos la vereda que se encamina a Istán por la cañada de Juan Inglés, para salirnos a la derecha por una vereda evidente, tras recorrer doscientos metros desde el puerto de la Viborilla. El sendero está bastante abandonado pero se anda bien y pronto descendemos al fondo del valle de la Fulaneja. Hay varios lugares, rodeados de rocas y a la sombra de las torres calizas de Los Púlpitos, donde hacer una parada para comer el bocadillo. En este antiguo valle hasta hace pocas décadas subían los serranos a cultivar cereales.

El valle bajo la sombra del cerro de La Fulaneja. C.L.
El valle bajo la sombra del cerro de la Fulaneja. C.L.

Tras la pausa, seguimos por el sendero para ascender hasta el otro lado del valle. Desde lo alto, junto a un depósito de agua, cogemos un carril que nos conduce rodeando Los Púlpitos hasta dar vistas al Refugio de Juanar, muy por debajo de nosotros. Sólo resta descender por esta empinada pista terriza hasta el castañar que rodea al antiguo pabellón de caza del Marqués de Larios, donde dejamos el coche al inicio de esta espectacular ruta circular.

Senderismo

SENDERISMO

1. TIPO Cicular.

2. DIFICULTAD Media.

3. DURACIÓN 3-4 horas.

4. DISTANCIA 7 kms.

  • Ruta publicada en San Pedro Información en marzo de 2017.