Shalini, la niña con piel de serpiente vuelve a la India tras su tratamiento

Ha estado varias semanas alojada en el Hospital Banús

Shalini vino gracias a la iniciativa de los periodistas Paco Rego y Mariángeles Rabadán, para recibir tratamiento en España y han implicado a los doctores de la Academia Internacional de Medicina de Marbella y otros benefactores.

Shalini Yadav es una niña de 16 años que ha tenido la desgracia de nacer con una terrible enfermedad: ictiosis lamelar, conocida como piel de serpiente. Esta dolencia provoca que la joven india cambie de piel cada 45 días, sufriendo dolores tremendos y que tenga que estar hidratando su piel de forma periódica para que no se seque.

Nacida en una pobre aldea en el Estado de Madhya Pradesh, a unos 600 kilómetros de Delhi, Shalini estaba condenada a tener una vida corta y dolorosa. Hasta que una foto que le realizó el periodista indio Sanjay Pandey llegó a manos del redactor del suplemento Crónica de El Mundo Paco Rego. De inmediato se despertó su interés, no por conseguir una buena historia para su periódico, sino por ayudar de la manera que fuera a aliviar su sufrimiento.

Benefactores

Algo muy profundo se removió en el corazón de este redactor de raza que le llevó a contactar con la periodista María Ángeles Rabadán. Entre ambos consiguieron el patrocinio médico de la Academia Internacional de Medicina de Marbella para que trataran a Shalini de sus múltiples dolencias. También con-
siguieron el apoyo económico de dos empresarios valencianos, Juan Francisco Martínez y su hija Maribel, que han pagado los gastos de abogados, billetes de avión, hoteles, etc, para conseguir traer a la joven india hasta España. Y al laboratorio Industria Farmacéutica Cantabria para que regale de por vida a Shalini la pomada que tanta falta le hace a su piel para que no se seque.

Shalini ha vuelto a la India. Allí seguirá aplicándose el tratamiento, cuyos efectos son ya visibles en el aclaramiento de su piel y en su pequeño cuerpo que ha cogido unos kilos de peso. Partió feliz de su estancia, donde ha estado aprendiendo inglés,  y leyendo mucho, ya que le gustaría en un futuro formarse como médico para ayudar a quien lo necesite.