Inicio de los trabajos de restauración del mosaico de Medusa de la Villa Romana

Desde hoy se acometen los trabajos de reconstrucción en el yacimiento arqueológico, según el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Marbella ha empezado los trabajos de restauración del mosaico que representa la cabeza de Medusa de la Villa Romana de Río Verde. Esta imagen sufrió un expolio en enero del pasado año, según informó la alcaldesa, Ángeles Muñoz. La regidora ha dado a conocer las labores de reconstrucción que desde hoy se acometen en el yacimiento arqueológico, catalogado como Bien de Interés Cultural. Estos trabajos se prolongarán durante cerca de un mes para recuperar el valor histórico y estético del mosaico.

Satisfacción por el inicio de la actuación

Muñoz ha mostrado su “satisfacción” por el inicio de los trabajos de restauración, un proyecto en el que, según ha manifestado, desde la Delegación de Cultura “se viene trabajando desde hace muchos meses”.  Dichos trabajos de restauración fueron adjudicados en octubre al taller de Menia Restauración y Patrimonio, una “empresa de Fuengirola con una gran cualificación avalada por la propia Junta de Andalucía y que tiene como encargo finalizar en las próximas semanas la intervención y que, por tanto, podamos volver otra vez a mostrar nuestra Villa Romana”.

“Desgraciadamente no se ha podido avanzar más en la investigación para conocer cómo ocurrieron estos hechos, se ve que fue un acto vandálico del que no se ha sacado ningún provecho y que ha perjudicado mucho la conservación de algo tan emblemático para Marbella como es la cabeza de Medusa”, ha dicho Muñoz, quien ha estado acompañada en su visita por las responsables municipales de Cultura en Marbella y San Pedro Alcántara, Carmen Díaz y Gema Midón, respectivamente, a las que la alcaldesa ha agradecido su labor y “esta convocatoria para dar a conocer” el inicio de los trabajos.

Limpieza integral de todo el mosaico

Por su parte, la directora del proyecto de restauración, Cristina Moreno, ha indicado que el proceso de intervención contempla la limpieza general de todo el mosaico, la consolidación de los bordes, la reintegración volumétrica de las teselas originales recuperadas después del expolio y la reconstrucción con teselas no originales. Ha apuntado que el equipo disciplinar que realizará los trabajos está compuesto por seis personas, entre arqueólogos y técnicos de restauración de diferentes especialidades. Su último proyecto de este tipo, según ha señalado, ha sido para el Museo de la Rioja y sobre un mosaico de seis metros de altura.

Moreno ha precisado que cuentan con “una gran parte de las teselas originales” para llevar a cabo la restauración, pero ha lamentado que “de la cara de Medusa se conserva solo un 10 por ciento aproximadamente”. Sobre el desarrollo de la intervención, ha apuntado que inicialmente “ponemos una capa de mortero y vamos encrastando en el lugar en el que estaban las teselas originales”, tanto las sueltas como las que se encuentran en bloque, y posteriormente “vamos a reconstruir y a ir trabajando cada una de las teselas no originales para darles la forma que tenían”.

Las falsas teselas que se incorporarán al mosaico se elaborarán con resina pigmentada interpretando los colores de la obra original pero en bajo tono, para diferenciarse de las originales y cumplir con la Ley de Patrimonio Histórico.

Sigue abierta la Investigación policial sobre el expolio

Por último, Midón y Díaz han indicado que la investigación policial sobre el expolio continúa abierta –norma habitual en casos sobre obras artísticas e históricas- y que, después de la instalación de cámaras de videovigilancia y de nueva iluminación, se está trabajando en el refuerzo del vallado perimetral para impedir el acceso indebido de personas y animales a la Villa Romana.