La UD San Pedro empata en el San Ignacio (0-0) y consigue su primer punto como visitante

Justo reparto de puntos entre los dos equipos que se repartieron el dominio y las ocasiones

Bonito y sufrido encuentro hoy de la Unión Deportiva San Pedro ante el C.D. El Palo en el San Ignacio, uno de los campos más difíciles de la categoría. Un partido que ha sido todo un reto, tal y como ya apuntó el técnico sampedreño, Boris Gambero, que ha tenido que jugar ante uno de los mejores equipos del grupo con importantes bajas en su equipo.

Franky, Álex, Wence, Salvi y Dani Cintrano no estaban disponibles esta jornada, aunque eso no ha sido merma para que los sampedreños hayan realizado un gran encuentro y hayan plantado cara al conjunto malagueño que sufrió especialmente durante la primera mitad. Pepe y Daniel han sido los encargados de ejercer de centrales en el once sampedreño que dejaba en su línea de ataque a Salim y Antonio como último hombre en el ataque.

Comenzó bien el cuadro rojinegro que dominó la primera mitad y cercó la portería de los locales que tardaron en entrar en el encuentro- Salim fue el encargado de crear el peligro por parte de los sampedreños llevando el balón al área de los locales, aunque al cuadro rojillo le faltó definición en el ataque para lograr un tanto que los pusiese por delante en el marcador.

La ocasión más clara de los paleños y de la primera mitad llegaría en torno a la media hora de juego cuando los locales empezaron a entrar en el juego contando con una triple ocasión en la que Benito, con dos parados, y el palo, evitarían el gol paleño.

Salió el portero sampedreño al filo del área grande al despeje de un centro logrando meter la mano por encima de su rival para despejar con la mala fortuna de que el rechace cayó en las botas de Falu, su disparo se estrellaba en el palo, volviendo a caerle de nuevo el balón, un fuerte testarazo casi encima de Benito que realizó un auténtico paradón logrando sacar el balón por la línea de fondo.

La primera mitad terminó con una nueva ocasión para los de Boris. Salim se escapaba por la banda y puso el centro a Antonio en el primer palo que, cubierto por la defensa local, no pudo rematar con claridad. No vio Salim la incorporación al ataque de Rubén Cervera que se incorporaba sin marca y con la posibilidad de afrontar el remate en solitario.

No dio para más la primera parte y se llegó al descanso con el 0-0. Tras la reanudación el partido dio un giro a favor de los locales que salieron mejor en la segunda mitad haciéndose con el dominio del juego. Contaron con varias ocasiones los paleños, que estuvieron negados de cara al gol y en el que incluso el poste, por segunda vez en el encuentro, los privó del gol. Ni Juan Carlos Fernández, ni Falu, muy activos en el ataque de los locales, lograron acertar en sus ocasiones para fortuna de los visitantes.

El equipo de Boris Gambero, al que costó más la segunda parte, no se vino abajo y continuó poniendo a prueba a los locales contando muy buenas ocasiones para lograr el tanto. Antonio, en el minuto 49, no aprovechó un error en la salida de Esteban que lo dejó sólo ante la portería, el delantero se escoró demasiado y su disparo terminó danto en el lateral de la red.

En el 79, Antonio volvía a ser protagonista en el ataque, el delantero no daba por perdido un balón suelto que parecía que iba a despejar sin problemas la defensa local, surtió efecto la presión del sampedreño que logró llevarse el balón aunque su centro terminó siendo interceptado por Salva Ramírez único jugador local que logró llegar a tiempo en el repliegue paleño.

Aún tendrían una ocasión más los rojinegros en la recta final del encuentro, Asencio se iba de varios defensas para quedarse sólo ante el portero local que lograría ganarle la partida al sampedreño evitando el tanto de los sampedreños.
Al final 0-0 y justo reparto de puntos entre los dos equipos que se repartieron el dominio y las ocasiones. Los sampedreños logran así su primer punto fuera de casa ante uno de los rivales más difíciles y con un escenario marcado por las bajas que parecía alejar la posibilidad de sacar algo positivo del San Ignacio.