La U.D. San Pedro no pudo con el C.D. El Palo a pesar de su buen juego

Desde el comienzo ambos equipos mostraron sus ganas de ir a por los tres puntos

En lo meramente deportivo ambos equipos se trataban de tú a tú y el gol podía llegar de cualquier lado, sin embargo, dos minutos después de que se cumpliese la media hora de juego el guardameta visitante cometió penalti sobre Faucho y llegaría la que, sin lugar a dudas, ha sido la jugada de la tarde.

El esférico lo cogía Álvaro Olmo, una imagen que llamaba la atención a medias, pues si bien no es raro que el capitán rojinegro lance desde los once metros, estando Dani Cintrano, que además se acerca a la cifra de 100 goles con la camiseta sampedreña, lo esperado era que lanzase el delantero. Pero la tenían preparada estos dos estandartes de la U.D. San Pedro, Álvaro Olmo cogía carrerilla para el chut pero finalmente tocaba el balón, engañando al guardameta, para asistir a Dani Cintrano. Un gol que levantaba al público de sus asientos y que queda ya guardado para la historia del club sampedreño.

Marcador favorable para la U.D. San Pedro

El marcador se ponía favorable para la U.D. San Pedro que quiso buscar el segundo antes de marcharse al descanso, aunque el final de la primera mitad fue muy distinto. Ya en el añadido de la primera mitad el balón llegaba a Antonio Cortés en el área chica, que se daba la vuelta deshaciéndose de Faucho en una acción en la que los sampedreños reclamaron falta, pero no apreció nada el colegiado y el jugador visitante pudo anotar para que los suyos se marchasen al descanso con empate.

Desde el comienzo ambos equipos mostraron sus ganas de ir a por los tres puntos pero fue el C.D. El Palo el que lograría anotar, una acción similar a la del primer gol que también culminó Antonio Cortés. Con el 1-2 el encuentro se volvió loco, la U.D. San Pedro tiró de corazón para buscar el gol que devolviese la igualdad al marcador.

Casi dos minutos después del tanto visitante la tuvo Javi Anaya que trató de aprovechar la posición adelantada de Manolo Reina para buscar puerta aunque su disparo, casi desde el centro del campo, se terminaría marchando por muy poquito. Los visitantes, ante la presión rojinegra, buscaban arañar segundos al marcador en cada acción, hasta que la U.D. San Pedro avisó de que no se continuaría echando el balón fuera.

Cuesta arriba para la U.D. San Pedro

En el 68’ comenzaría a ponerse muy cuesta arriba el partido para el San Pedro, Blai veía la segunda amarilla por una cuestionada falta al filo del área, protestarían los jugadores rojinegros. Una jugada en la que además de ser expulsado el central terminaron viendo la cartulina amarilla Álvaro Olmo y Faucho. Pese a estar con diez la U.D. San Pedro no tiró la toalla y siguió creando ocasiones de peligro.

Cumplida la media hora de juego de la segunda parte a punto estuvo de anotar Álvaro Olmo un gol olímpico en un córner muy cerrado que terminó envenenándose y que no llegó a despejar Reina y al que tampoco alcanzó ningún jugador rojinegro. En el 80’ de nuevo la tenía el capitán sampedreño que recibía en el área y la enganchaba a la primera pero que se encontró con Manolo Reina que dio al traste con la oportunidad de los locales.

Un jugador menos para la U.D. San Pedro

Un minuto después Olmo volvió a crear peligro, esta vez con un balón largo que buscó a Faucho y en el que la salida del guardameta visitante impidió el control del lateral rojinegro. Pero cuando mejor estaba la U.D. San Pedro iba a sufrir un golpe definitivo, se quedaban con nueve al ver Álvaro Olmo, de forma cuestionable, la segunda amarilla. Aun con nueve los sampedreños no tiraron la toalla, pero el partido se había puesto ya imposible.

Aún tuvo tiempo para una expulsión más el colegiado, aunque esta vez del lado visitante, Vela veía la segunda amarilla por protestar y el C.D. El Palo se quedaba con diez al filo del pitido final. El encuentro terminó con 1-2, los locales han peleado hasta el final aunque no han conseguido rascar nada en un partido en el que hubieran merecido más.

Sigue nuestras Noticias de Deportes San Pedro Alcántara.