El alcalde asegura que el Equipo de Gobierno “ha respondido a todas las peticiones de información del PP”

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha asegurado que es “rotundamente falso” que exista una sentencia judicial, como ha señalado el PP, que obligue al Ayuntamiento a facilitarle información, “tan solo una denuncia que interpuso este partido de la oposición, sin un fundamento veraz, puesto que este Equipo de Gobierno ya había respondido en tiempo y forma a todas las peticiones de información realizadas desde el Partido Popular”.

Así, el regidor ha explicado que “lo que ha hecho el Juzgado es preguntar al Ayuntamiento si se ha contestado o no, tal y como ha denunciado el Partido Popular, y los habilitados nacionales de la Asesoría Jurídica –y no los cargos de confianza como ocurría anteriormente con el PP en esta área- han trasladado al órgano judicial todas las respuestas que ya se le habían facilitado al Partido Popular, tanto por escrito como en los Plenos”.

Tras señalar que “la web municipal es un ejemplo de exposición pública de sueldos, contratos y solicitudes, algo inédito hasta el momento, en aras de la transparencia de este Equipo de Gobierno que no existía anteriormente”, Bernal ha recordado a los populares que “si de algo no pueden hacer gala precisamente ellos es de transparencia, ya que durante su etapa de gobierno en Marbella fueron sancionados en reiteradas ocasiones por no facilitar información”.

Por ello, el regidor ha lamentado que desde el Partido Popular “se mienta sistemáticamente, ya que hemos contestado a absolutamente todos los escritos del PP, mientras que aún a día de hoy, estamos esperando respuesta de asuntos relativos a la gestión de los populares como los viajes a China o la contratación del Pryce Waterhouse”.

Finalmente, Bernal ha instado a los representantes del PP a que “hagan públicas otras peticiones que han realizado al Ayuntamiento, y que igualmente han sido respondidas, sobre otras cuestiones como la reclamación de emolumentos por parte de la exalcaldesa Ángeles Muñoz como portavoz sin serlo”.