El PP arrasa en Andalucía con mayoría absoluta

El Partido Popular ha logrado un incontestable triunfo en las elecciones autonómicas de este domingo 19 de junio con 58 diputados y más de 1,5 millones de votos por encima del 99% del voto escrutado que le garantizan la mayoría absoluta –fijada en 55 parlamentarios– frente a un PSOE que registra su peor resultado histórico con 30 escaños y Ciudadanos (Cs) se queda fuera del Parlamento tras ser socio del PP en el primer gobierno no socialista en la comunidad.

El popular Juanma Moreno logra de este modo la primera mayoría absoluta en Andalucía desde 2008, cuando el socialista Manuel Chaves alcanzó los 56 escaños tras lograr 61 parlamentarios cuatro años antes, y frena el avance de Vox, única fuerza que sube en respaldo junto a los populares pero fracasa en su aspiración de condicionar el Gobierno andaluz.

El PP obtiene más del doble de escaños y de apoyo en las urnas en relación a las autonómicas de 2018 (cuando logró 26 diputados y el 20,8% de los votos) y rompe todos los techos históricos del partido en Andalucía, que sólo ganó las elecciones autonómicas en 2012 con Javier Arenas al frente con 50 escaños, aunque no logró alcanzar el gobierno por el pacto de PSOE e IU. Los populares ganan ampliamente en las ocho provincias, con resultados históricos en tradicionales feudos socialistas como Sevilla, Jaén y Huelva.

El PSOE empeora el resultado de Susana Díaz en 2018, que dio paso al primer gobierno sin presencia socialistas de la historia de Andalucía con el dato más bajo del partido en elecciones autonómicas cuando logró 33 diputados, más de un millón de votos y un porcentaje de apoyo del 28%, superior al obtenido ahora por Juan Espadas, que además se queda a más de 15 escaños de distancia del PP sumando los escaños del resto de fuerzas a su izquierda.

Los socialistas se dejan tres diputados por Cádiz, Córdoba y Sevilla y se mantienen como segunda fuerza en todas las provincias pero muy lejos del PP, con derrotas especialmente dolorosas en provincias como Sevilla, donde obtiene cinco escaños por nueve de los populares tras haber ganado todas las elecciones celebradas desde la transición, ya sean generales, autonómicas, municipales o europeas, y en otros feudos muy relevantes como Jaén o Huelva.