La U.D. San Pedro empata ante el Huétor Tájar (0-0) en un partido accidentado para su defensa

El conjunto de Boris se quedó sin centrales tras la injusta expulsión de Álex Rodríguez y la lesión de Wencenslao

La U.D. San Pedro ha conseguido hacerse con un punto en un partido en el que la decisión del colegiado de expulsar a Álex Rodríguez (min. 23) y la lesión de Wenceslao (min. 60) ponía muy cuesta arriba el encuentro para los rojinegros, que se quedaban con una defensa tocada en la que dos mediocentros han tenido que hacer de centrales.

Los primeros minutos del encuentro fueron claramente para el conjunto de Boris, que salió con mucha ambición por lograr los tres puntos, varios balones colgados a Cintrano llevaron el peligro a la portería de Hugo, pero la defensa amarilla supo estar rápida y adelantarse a las intenciones de los locales.

La primera complicación del partido para los rojinegros llegaría en el minuto 23 con una injusta roja a Álex Rodríguez después de recibir un codazo en la cabeza de Manu Daza, que fue expulsado por la acción.

Primer varapalo del encuentro para los locales, el colegiado dejaba a ambos equipos con diez con la diferencia de que la expulsión en el conjunto sampedreño afectó a su línea defensiva mientras que los visitantes verían mermada su ofensiva. Una decisión arbitral que obligó al técnico sampedreño a jugar con Pepe, que estaba realizando una gran labor en el centro del campo, como central.

Un primer incidente que obligó a los locales a esmerarse en la labor defensiva ante un Huétor Tájar que se fue creciendo poco a poco en la primera mitad. Un juego igualado pero sin peligro claro en ninguna de las dos áreas.

Tras la reanudación volvería a empezar con fuerza el equipo de Boris Gambero, que en los primeros minutos tuvo una clara oportunidad para poner ventaja en el marcador. El guardameta visitante salía a cubrir a Dani Cintrano que lograba así sacar al meta de los tres palos para dejar la portería vacía y colgar un centro que entraba a rematar Asencio, unas intenciones que truncó Gadea que salvaba el peligro despejando con la cabeza para sacar el balón por banda antes de que el jugador rojinegro lograse rematar.

Cuando apenas se habían disputado 15 minutos de la segunda mitad llegó la segunda acción determinante del partido para los sampedreños, en un despeje Wenceslao recibía un golpe en el tobillo que le impediría continuar. Se quedaba la UD San Pedro sin centrales cuando aún faltaba media hora de juego. La lesión de Wences dejó muy tocada a la defensiva sampedreña que vio roto su centro del campo al tener que pasar también Álex Barrera al centro de la última línea rojinegra.

Una lesión determinante de la que se resintió el equipo sampedreño que tuvo que replegar las líneas y dejar como una opción en el ataque a Salvi, a la espera de cazar algún balón que permitiese al San Pedro poder hacer gol. Con el nuevo planteamiento el partido daría un vuelco y el conjunto granadino controlaría el balón y se haría con el dominio del campo.

Contaron los visitantes con buenas acciones para adelantarse. Jorge lideraría el ataque del Huétor Tájar y llegó a contar con una muy buena ocasión de cabeza que fue salvada por Benito que metía el guante lo justo para que el balón saliese por encima de los tres palos.