JESÚS MACKINTOSH. Levante

El sueño del Marqués del Duero


Es curioso, no conozco ningún refrán que asocie el Levante con el mes de marzo, cuando tradicionalmente este mes es el más proclive a su aparición. La acción continuada de los temporales de levante durante este mes provoca la pérdida de arena del frente de playa, que hay que reponer con medios artificiales de manera urgente ante la proximidad en el calendario de la Semana Santa. En los últimos años el mes de marzo se ha caracterizado por la ausencia de dichos temporales y esperemos que en éste la tendencia continúe.

Este viento penetra directamente del mar cargado de humedad acrecentando la sensación de frío, aunque la temperatura ambiental que marca los termómetros sea mayor. Se suele dar también la paradoja, cuando el régimen no es muy intenso, que los días comiencen con un cielo encapotado, acompañado de una ligera llovizna, para terminar con una tarde soleada al ejercerse un efecto de barrido de la capota de nubes por la acción del Levante, cuestión que dificulta la elección de la ropa para llevar esos días.

También hay que destacar si la aparición de este viento dominante se ha alternado con la del Poniente. En este caso las corrientes marítimas asociadas se suceden, lo que hace que la temperatura del mar enfríe las capas de aire en contacto con ella, impidiendo la interacción violenta con las bolsas de aire aún más frías de los niveles más altos de la atmósfera. Esta situación es la que se está dando desde el  último verano, y es la que nos ha salvado de sufrir los devastadores daños provocados por las gotas frías en las costas mediterráneas situadas más al este.

El refranero popular lo define de esta manera: “Cuando con Levante llueve hasta las piedras se mueven”,  describiendo con pocas palabras la realidad natural expuesta, además de constatar de que se ha producido con asiduidad en el pasado. Otro refrán dice “El Levante las mueve (las nubes) y el Poniente las llueve”,  síntesis de otra situación atmosférica  que se suele dar también por esta zona.

Más en Opinión en San Pedro Alcántara Marbella.