La U.D. San Pedro vuelve a tropezar como visitante y cae derrotado por 2-0 ante el River Melilla F.C.

A la U.D. San Pedro se le siguen atragantando las salidas, hoy ha caído derrotado por 2-0 en La Espiguera ante el River Melilla C.F., colista de la clasificación. Tras cuatro enfrentamientos invictos el cuadro sampedreño ha vuelto hoy a conocer la derrota ante un River que ha agradecido la incorporación de su último fichaje, Chota, que pese a no haber anotado ha sido el alma del conjunto melillense. Un encuentro en el que el equipo que dirige Álex Ortiz ha notado las ausencias de los jugadores sancionados.

El partido comenzaba sin que los equipos hayan podido apenas calentar, el conjunto de Ortiz ha contado con varias ocasiones para tomar ventaja en la primera mitad. Petelu, Borjita y Saam han contado con ocasiones claras que no han logrado materializar en la primera mitad. En una de ellas, cuando apenas pasaban 5 minutos de juego, un balón de Petelu llegaba a pasearse por el área sin que ningún jugador sampedreño haya logrado acertar en el remate. En el 20’ era Saam el que la tenía, pero el guardameta melillense, Jesús Romera, evitaba el tanto de los visitantes.

Así se llegaba al descanso en La Espiguera con el 0-0 inicial. En la segunda mitad el juego se volvía menos preciso y ninguno de los dos equipos conseguía enlazar más de tres pases seguidos, desarrollándose un juego basado en balones largos. En el minuto 72 llegaba el 1-0 para el equipo local de las botas de Ali en un error de la defensa rojinegra a la hora de despejar, finalmente el centrocampista melillense conseguía meterse de forma contundente en el área sampedreña para clavarla en la escuadra derecha de la portería de Reina, que nada ha podido hacer para evitar el tanto.

Los de Ortiz, buscaban el empate en la portería de Romero y con los sampedreños arriba Haimito aprovechaba un contragolpe para lograr el 2-0 definitivo a favor de los locales. El míster del conjunto rojinegro ha lamentado la derrota, “se pierden tres puntos importantísimos”. El técnico ha reconocido las dificultades de este encuentro al que se llegaba con bajas importantes, sin apenas haber podido calentar, ante un River Melilla que ha notado la incorporación de Chota y en un campo en el que la abrumadora afición del conjunto local se hace sentir, no obstante, Ortiz señaló que “no puedes escudarte en ninguna circunstancia, es un partido que teníamos que haber ganado”.

Toca ya pensar en la próxima jornada en la que los de Ortiz recibirán al Comarca del Mármol, y en la que se hace necesario conseguir los tres puntos dado el difícil calendario que espera al cuadro rojinegro en el próximo mes.