MANUEL FERNÁNDEZ VALDIVIA. De lo que no les voy a hablar

Desde Lagasca

Manuel-Valdivia. De lo que no les voy a hablar.gif

Así es. No les voy a hablar de los paralizados Centro de Salud de San Pedro Alcántara y la ampliación del Hospital Costa del Sol. Tampoco de que nuestro vecino pueblo de Estepona, luce cerrado, a cal y canto, un estupendo centro hospitalario que, en parte, bien podría disminuir la saturación de nuestras urgencias públicas.

Tampoco voy a repetir mis críticas a la alcaldesa de Marbella. Sí, la misma que prometió 130 millones de euros para paliar los nefastos efectos económicos del COVID-19, pero que, para autónomos, comerciantes y microempresas no ha soltado un céntimo. Habrá que esperar a la lotería de Navidad. Aunque algunos hemos quedado tan mal, que ni para comprar una Bonoloto, con el puntual palo de IBI, Basura y demás impuestos que este ayuntamiento, no solo ha olvidado rebajar debido a las circunstancias, sino que ha incrementado todo lo que ha podido. Maldita sea la gracia.

Por cierto. Cambiando de asunto sobre aquello de lo que no les voy a hablar. ¿Conoce alguien al concejal de Sanidad? Yo he tenido que entrar en la página web del Ayuntamiento para saber el paradero del señor Enrique Rodríguez Flores, que así se llama el susodicho. Quizás haya más, pero consultando Google, solo aparece una comparecencia suya correspondiente al mes de marzo pasado, para anunciar ciertas medidas referidas a su área. Curioso que, en seis meses, le hayamos visto tan poco el pelo del personaje que gestiona a nivel local, la pandemia más importante que el mundo ha sufrido en 100 años. De hecho, su ineficaz y desaparecida figura, aun no ha explicado por qué Marbella ha superado en contagios al resto de la provincia de Málaga. Tampoco sabemos qué opina sobre los desgraciados acontecimientos vividos en múltiples establecimientos que, bajo ningún concepto, han cumplido con los requisitos y normas socio-sanitarias impuestas por el Gobierno y la Junta de Andalucía. Véanse Starlite, Sisu, Playa Padre, Olivia Valere… A pesar de las infracciones y reconocidos contagios, solo el fuego pudo con uno de estos “ejemplares” locales de ocio nocturno. Ejemplares, sin reírnos.

Pero bueno, pelillos a la mar. Todo sea por el turismo, pseudo industria de la que todos, de una u otra forma vivimos. Eso sí, de forma impuesta. Y si no, revisen el nuevo o los anteriores planes generales de ordenación urbana. ¿Además de los actuales polígonos, dónde ubicaron GIL, PP, PSOE, IU, OSP y demás visionarios la posibilidad de implantar industrias fabriles? No rellenamos ni una triste botella de gaseosa para el consumo local. Ni una servilleta o un mondadientes generamos. Mucho menos disponemos de una industria textil de bañadores, una fábrica de placas solares o de carritos de golf.

¿De qué quieren que hablemos entonces?

Sigue nuestras Noticias de San Pedro Alcántara Marbella