¿Por qué se esquilman los pulpos a 10 metros de la orilla?

Por Jesús Mackintosh

Playa de San Pedro. Pesca de pulpos

Las imágenes que aparecen en el video se grabaron el pasado verano a escasos diez metros de la orilla de la playa de San Pedro. Tienen como protagonista a un pulpo que, por desgracia, ya no existirá porque las jaulas para su captura están desplegadas inmoralmente a esa distancia. La legislación en cuanto a la pesca del pulpos solo evita que se extraiga del mar ejemplares pequeños; por ello la única escapatoria que tienen estos moluscos para librarse de su pesca cerca de la orilla es la línea de balizamiento

Línea que durante el verano, y para salvaguardar a los bañistas, se colocan a 200 metros del litoral. Impidiendo la aproximación de las embarcaciones profesionales de pesca, aunque el resto del año están a merced del afán esquilmador de los que la pilotan. Las jaulas o trampas que se emplean para la pesca del pulpo se denominan nasas, y en su interior colocan un cebo que provoca que el animal se cuele dentro de la misma, quedando atrapados hasta su extracción. Las nasas están conectadas entre sí por una línea madre. En 100 metros puede que se desplieguen unas 20 trampas.

Nasas y valor de mercado

¿Por qué se esquilman los pulpos a 10 metros de la orilla?

Es frecuente verlas dispuestas en todo el frente que recorre la costa de punta a punta del paseo marítimo; con lo que la población de pulpos tiende a su extinción, provocada por el alza del valor de su carne en el mercado. Los pulpos están considerados por la ciencia como los invertebrados más inteligentes, poseen el cerebro más complejo de dicho grupo. Además poseen la capacidad de regeneración de las patas que pierden por la acción de sus depredadores. Sus ojos tienen un sistema especial que les permite ver de manera diferente en función de la profundidad en la que se encuentren, adaptándose a los tonos predominantes que van encontrando: verdes, azules… Otra condición que le ha supuesto su éxito evolutivo es la mimetización con su entorno, que le hace pasar desapercibidos tanto para sus presas como para sus cazadores.

Sigue nuestras Noticias de San Pedro Alcántara Marbella