El PP cree que el tripartito es insolvente para gobernar Marbella y que utiliza la mentira como arma política permanente

El parlamentario andaluz y concejal el grupo municipal popular, Félix Romero, ha lamentado hoy la insolvencia con la que está gestionado el tripartito el gobierno de Marbella así como la ulilización permanente por parte de su portavoz, de la mentira como argumento para justificar su incompetencia.

El edil ha señalado que la gestión de la crisis urbanística que vive la ciudad como consecuencia de la anulación del PGOU es demasiado lenta: “Estamos perdiendo un tiempo que Marbella no se puede permitir”, ha subrayado Romero, quien ha insistido en la necesidad de acelerar los trámites y la licitación del nuevo plan.

Romero ha recordado que el PP lleva meses pidiendo al tripartito que refuerce el área de urbanismo, algo que según esgrimía este equipo de gobierno era imposible por el plan de ajuste pero que ahora “sorpresivamente” si se puede, lo que evidencia que mintieron entonces y que han permitido que la actividad de la delegación se ralentice acusadamente.

El PGOU se anuló en octubre y necesitan casi cinco meses para sacar la licitación de la adaptación del Plan del 86 a la LOUA, ha dicho el concejal quien se ha sorprendido de que, frente a lo dilatado de sus tiempos, sólo concedan una semana para que se presenten los licitadores.

El parlamentario se ha preguntado para cuándo tiene previsto licitar la redacción del nuevo plan, “o es que han metido también en esto y no tienen intención de abordar el nuevo documento utrbanistico de la ciudad”.

No se pueden limitar a la adaptación del plan del 86 a la LOUA porque eso supondría renunciar y dejar pasar los grandes proyectos de futuro de Marbella como la conexión ferroviaria, las áreas de oportunidades o la defensa de los terceros de buena fe, ha aseverado el edil.

Romero ha señalado que los responsables municipales mintieron cuando dijeron que se tomaban este asunto en serio y han vuelto a mentir cuando en días pasados el portavoz municipal aseguró que el ayuntamiento de Marbella no fue invitado al foro que organizó Civisur sobre urbanismo y donde expertos alertaron de la renuencia de los bancos a conceder prestamos en Marbella como consecuencia de la situación urbanística y, en su opinión, de la falta de una repuesta política clara, ágil y contundente por parte del gobierno municipal.

El concejal ha pedido al equipo de gobierno un poco de responsabilidad, para hacer frente a los retos y problemas de la ciudad y dar la talla en el gobierno de un ayuntamiento tan importante como el nuestro, algo que actualmente no está sucediendo.