Trabajos integrales de accesibilidad en las calles Lagasca y Jerez de San Pedro Alcántara

El Ayuntamiento ha iniciado los trabajos de remodelación de la calle Lagasca de San Pedro Alcántara en el tramo comprendido entre las vías Jerez y Andalucía, una actuación que tiene un plazo de ejecución de 3 meses y una inversión de 150.000 euros.

El alcalde de Marbella, José Bernal, y el teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña, han visitado hoy las obras y han señalado que las actuaciones suponen “una importante mejora de las infraestruturas de esta zona”.

“Es lo que nos demandaban los vecinos para elevar la calidad de vida en esta calle de San Pedro donde vamos a convertir las zonas de jardineras en vías de tránsito por las que podrán transcurrir personas con movilidad reducida”, ha subrayado Piña.

Ha recordado que “antes era imposible transitar por el lado derecho en dirección al Bulevar y con esta actuación vamos a corregir esta situación respetando en todo momento la arboleda”.

Además, las actuaciones contemplan la sustitución de la red de agua potable, alumbrado público, la ampliación de la red eléctrica y el cambio de la de telefonía debido a la antigüedad de las mismas.

Los trabajos afectarán a 900 metros cuadrado de acera que se pavimentarán, otros 600 de calzada, adecuándose también 11 rebajes de acera. Se colocarán 7 puntos de luz y se soterrarán 150 metros lineales de redes y canalizaciones eléctricas.

“Es un proyecto que ha impulsado este Ejecutivo local y se ha hecho por técnicos, arquitectos e ingenieros de la Tenencia de San Pedro, una situación que no había ocurrido con gobiernos anteriores”, ha subrayado.

Calle Jerez

Por otro lado, el Ayuntamiento, desde la Tenencia de Alcaldía y desde Obras, ha comenzado también actuaciones en calle Jerez donde se mejorará el acerado y su accesibilidad, con un presupuesto de 50.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

El teniente de alcalde ha asegurado que en este vial “encontrábamos pavimentos, bordillos y rejillas deteriorados y una iluminación insuficiente así como discontinuidades en el recorrido que incumplen la normativa de accesibilidad”.

Las obras, según ha explicado, consistirán en la demolición del actual acerado de hormigón para colocar nuevas baldosas, resolviendo los desniveles con conexiones mediante rampas que cumplan la normativa.

También se crearán nuevos pasos de peatones para permitir la continuidad a lo largo de la calle y la conexión con el resto del vial así como las entradas rodadas a los establecimientos existentes.

Las actuaciones contemplan la pavimentación de 250 metros cuadrados de acera, dos rebajes, y la acometida de 30 metros lineales en la canalización del alumbrado.

Por último, el teniente de alcalde ha asegurado que las actuaciones han sido consensuadas con los vecinos que han podido incorporar, en la mayoría de los casos, mejoras en el proyecto.