El PP exige acceder al expediente de la supuesta alteración del PGOU de Marbella

El concejal del grupo municipal popular y parlamentario andaluz Félix Romero, ha exigido hoy al equipo de gobierno que ponga a disposición del PP el expediente de la supuesta alteración de los documentos del PGOU, que no se incluyó en el orden del día de la Junta de Gobierno Local ni se informó de su contenido a los integrantes.

Romero ha destacado que toda la tramitación del último PGOU de Marbella fue absolutamente impecable, consensuada entre los técnicos municipales y los de la Junta de Andalucía, por supuesto con la participación del equipo redactor y visada y sellada por los habilitados nacionales, “como no podía ser de otra manera”.

Ha tildado de desvergüenza y absoluta irresponsabilidad la actitud del tripartito, que con estas informaciones insidiosas está poniendo en tela de juicio el buen hacer de los técnicos y de los habilitados nacionales, además de la seriedad y solvencia de una institución como el ayuntamiento de Marbella.

Romero ha informado de que tras tener conocimiento de las declaraciones de los ediles socialistas, trató de contactar con la delegada del ramo para que, en su condición de concejal y por tanto en su derecho, se le facilitara el expediente en cuestión, si bien la edil ni siquiera ha tenido a bien devolver la llamada.

Ha dicho además que una vez resuelta esta polémica, el grupo municipal planteará las acciones judiciales pertinentes para defender la honorabilidad del anterior ejecutivo municipal y de todos aquellos técnicos y funcionarios que participaron durante todo el proceso de tramitación y que ahora se ven cuestionados.

El dirigente de los populares ha lamentado que el tripartito aún siga instalado en la oposición, más ocupado y preocupado por atacar al Partido Popular que en gobernar y solventar los problemas que tiene la ciudad, cada vez más evidentes y numerosos como consecuencia de la incompetencia de los actuales responsables municipales.

Ha añadido que la campaña de injurias y calumnias del equipo de gobierno arrecia cada vez que se aproximan unas elecciones, lo que da una idea de lo pobre y débil de su proyecto, de la inexistencia de liderazgo y de la escasa confianza que tienen en su propia gestión municipal.