Robert Plan, la legendaria voz de Led Zeppelin inaugura Starlite Marbella 2016 con un apoteósico concierto

La legendaria voz de Led Zeppelin, Robert Plant, ha inaugurado el escenario de Starlite Marbella 2016 por el que este año pasarán 24 artistas nacionales e internacionales, con un extraordinario concierto.

Con su voz añeja y ronca, Plant ha hecho vibrar las paredes de roca de la cantera natural de Nagüeles que, con su especial acústica, la ha propagado hacia los miles de espectadores congregados en el auditorio y deseosos de comenzar a disfrutar con los conciertos de Starlite.

El artista ha salido al escenario vestido de negro, con camisa vaquera, el pelo recogido en una coleta y ha empezado su recital con una canción lenta, “Poor Howard”; pero con “Turn it up” se ha soltado la melena, ha sonado puro rock y ha animado al público a levantarse de sus asientos.

Con una energía desbordante, Plant ha hecho un recorrido por algunos de los éxitos más sonados de Led Zeppelin como “Whole lotta love”  o “Black Dog”; para dar paso a éxitos como “Rainbow”, “What is” o “No place”.

El concierto ha sido todo un viaje por ritmos africanos, blues, rock and roll, folk e incluso flamenco, ya que con “Babe” la banda ha sacado la guitarra española y ha encandilado al público.

En varias ocasiones el artista se ha dirigido a los asistentes como “queridos pasajeros” y les ha dado las gracias por acudir “a este maravilloso lugar” que es Starlite.

Hasta en dos ocasiones Robert Plant ha tenido que volver a salir al escenario, una vez concluido el concierto, porque el público lo reclamaba zapateando y gritando su nombre, y ha respondido a sus peticiones con más rock.

El concierto ha tenido hoy un telonero de excepción, el compositor, guitarrista y cantante español Ricardo Marín. Hijo y nieto de guitarristas, Marín es uno de los músicos más demandados en los estudios y en los escenarios de nuestro país. Manolo García, David Summers, Miguel Ríos o Raimundo Amador han sido algunas de las grandes estrellas con las que ha colaborado.

En el after party ha pinchado el DJ venezolano Andrés Badler, que fue también DJ de la after party de la pasada edición de los Grammy Latinos y que ha enloquecido a los asistentes del Lounge de Starlite.

RICARDO MARIN