SpecSavers Ópticas nos aconseja sobre el cuidado de los ojos durante el calor

Es muy importante que se usen unas buenas gafas que ofrezcan altos niveles de protección UV

Ahora en pleno verano es importante que tomemos medidas para proteger la piel; pero también debemos priorizar el cuidado de los ojos durante el calor. Para ayudar a las familias a mantener su salud ocular bajo control durante agosto, aquí encontrarás algunas recomendaciones de Specsavers Ópticas.

Usar gafas de sol

Los rayos UV pueden dañar tanto nuestra visión como nuestra piel. La exposición prolongada a los rayos UV se ha relacionado con cataratas, degeneración macular e incluso con algunos tipos de cáncer de ojos. Las gafas de sol no son solo meros accesorios de moda. Es muy importante que se usen unas buenas gafas que ofrezcan altos niveles de protección UV.

Además, no tienen porqué ser caras, pero siempre deben cumplir con las normativas de seguridad. Busca las marcas CE (Normativa de la Comunidad Europea), BSEN1836 (Normativa Británica) o UV400, y hazte con unas que ofrezcan un 80 por ciento de reducción de la luz.

Aplicar protección solar

Cuando estamos al sol, a menudo nos aplicamos crema solar en las partes de nuestro cuerpo que están expuestas; sin embargo y de manera habitual, nos olvidamos de los párpados. La piel de nuestros párpados es extremadamente delgada y puede quemarse con mucha facilidad, especialmente si nos quedamos dormidos tomando el sol. Asegúrate de usar una crema adecuada para zonas delicadas y sensibles, y ten cuidado al aplicarla para que no entre en contacto con los ojos.

Qué hacer si nos entra algo en el ojo

Si nos entra crema solar o un cuerpo extraño en el ojo, como un grano de arena, es importante saber qué hacer para no causarnos ningún daño. Al igual que con cualquier producto químico; si la loción entra en contacto con el ojo; debemos enjuagarlo con agua. Inclina la cabeza hacia un lado para que el agua pase por el ojo hasta la oreja, y así evitar que se transfiera al otro ojo.

Con un objeto extraño en el ojo, aunque es extremadamente incómodo, es importante mantener la calma, ya que cuanto más se parpadea, más daño nos podríamos estar causando. Intenta enjuagarlo y, si es necesario, usa las pestañas para levantar el párpado de la superficie del ojo mientras lo haces. Acude a tu óptico para que pueda limpiarte el ojo y extraer el cuerpo extraño y, según el tipo de lesión, usa gotas o pomada para ayudar a prevenir una infección. Lubricar el ojo con un gel o pomada puede generar una mayor comodidad durante la recuperación y se puede utilizar hasta por tres meses para evitar que el rasguño reaparezca.

Nunca llevar lentillas en el agua

No uses lentes de contacto mientras nadas, ya que podrías contraer una infección grave si las usas mientras te bañas en una piscina o en el mar. Es importante que te laves siempre las manos con jabón no cosmético antes de manipular las lentes de contacto, nunca uses agua del grifo para enjuagarlas, ni te las pongas en la boca. Los microorganismos también pueden vivir en agua destilada, con riesgo de infección o daño a la vista. Las gafas de natación graduadas son una buena alternativa.

Para más información o solicitar una cita en tu óptica más cercana, visita www.specsavers.es

Sigue nuestras Noticias de San Pedro Alcántara Marbella