“La cofradía se fundó con un préstamo de 150.000 pesetas”

JOSÉ CASTELLANO  Autor del libro ‘San Pedro Alcántara y su Semana Santa’

Sampedreño de nacimiento y reservado, José Castellano Alarcón se encuentra más cómodo entre letras. Autor del libro San Pedro Alcántara y su Semana Santa, reconoce que “algo de imaginación” fue necesaria para hacer realidad la obra. “Cuando lees el libro te das cuenta de que la Semana Santa no ha existido en San Pedro”, lamenta. Memoria, amigos e historia conforman la base de un relato que pretende otorgar a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Soledad el papel que merece en su tierra: San Pedro Alcántara.

Pregunta. ¿Cuántas copias habéis publicado del libro, Pepe?

Respuesta. En total hemos sacado 500 copias.

P. ¿Habéis vendido muchas hasta el momento?

R. Pues no sabría decirte porque de la venta se encarga la cofradía de San Pedro. Yo el libro lo he escrito y se lo he dado a la cofradía para que ellos lo vendan y obtengan los beneficios que puedan.

P. ¿De forma altruista?

R. Totalmente.

P. ¿Cuánto trabajo tiene escribir un libro?

R. Este en concreto mucho trabajo y mucho tiempo, porque existían muy pocos datos que he tenido que ir buscando por el archivo municipal, hemerotecas físicas y digitales… Cuando te lees el libro te das cuenta de que la Semana Santa aquí no ha existido. Desde que Fernando Guerrero (Hermano Mayor de la cofradía) me pidió que lo escribiera hace un par de años largos, hasta que yo me decidí a hacerlo y ponerme a investigar, transcurrió un año y medio.

P. ¿Cómo se enfoca un libro así cuando apenas se puede encontrar información al respecto?

R. Es complicaillo (ríe), pero buscando, buscando, buscando… siempre se encuentra algo. Tirando de memoria, amigos de San Pedro y personas mayores, porque jóvenes no hay ninguno.

P. ¿Algo que no conocieras de la cofradía y descubrieras a medida que ibas escribiendo el libro?

R. De la cofradía lo sabía casi todo; hasta te podría decir que la fundé yo, en el año 74 ayudado por unos pocos amigos aunque después la tuviéramos que dejar. Así fue tirando, a trancas y barrancas, hasta que recibió el aprobado del obispado en el 91.

P. ¿Eres cofrade?

R. Yo fundé la cofradía no porque tuviera un sentimiento cofrade fuerte sino porque veía que San Pedro necesitaba movimiento, y la Semana Santa podía ser algo que ayudara al pueblo en ese sentido.

P. ¿Ha cambiado la cofradía desde entonces?

R. Mucho. Cuando yo la inicié éramos cuatro o cinco personas y en el 79 pasó a manos de un grupo más amplio, pero permanecieron diez años sin que el obispado les aprobara los estatutos. Tras unas elecciones cambió de Hermano Mayor, y cuando este falleció entró en 2003 un chaval que no lo hizo muy bien, teniendo que tomar cartas en el asunto el obispado.

P. ¿Cómo le ha sentado a la cofradía la llegada de Fernando Guerrero?

R. Le ha sentado muy bien. Si no hubiera entrado él la cofradía hubiera desaparecido. Estaba a punto de desaparecer. El cura echó mano de Fernando in extremis y por lo que vemos se lo ha tomado con muchísimo interés, y eso que es una persona muy ocupada. De todas formas hay que decir que una cofradía en un pueblo pequeño como San Pedro siempre cuesta dinero a los que están en la directiva. El ejemplo lo tienes en cómo empezamos nosotros la cofradía. Tuvimos que pedir un préstamo en el banco de 150.000 pesetas para poder comprar las primeras imágenes.

P. Que en aquel entonces era dinero…

R. En aquel entonces era mucho dinero, pero nos fiamos de la gente de San Pedro y con el tiempo pudimos quitar la letra del banco.

P. Fuiste también teniente de alcalde, ¿no es cierto?

R. Sí, aunque no exactamente teniente de alcalde sino alcalde delegado. Por cierto, con muchas atribuciones que los que están gobernando ahora no tienen. En aquel entonces tenía atribuciones hasta de orden público.

P. ¿A qué te has dedicado a lo largo de tu vida?

R. Los 43 años previos a mi jubilación los dediqué a la contabilidad como trabajador de las empresas de Juan Jiménez. Ahora dedico mi tiempo a hacer lo que me gusta. Me levanto todos los días a las 07:30 para andar por la playa mis 12 y 13 kilómetros diarios, y dedico las tardes a escribir, leer y escuchar música.

P. ¿Guardas especial recuerdo de alguna etapa en concreto?

R. De mi infancia, que fue muy feliz y de mi etapa como delegado de la OJE (Organización Juvenil Española) a raíz de la cual empecé a contactar con el Ayuntamiento que dirigía por aquel entonces Paco Cantos. También del año 72, cuando ganamos la terma y salí electo como concejal junto a Pepe Cuevas Garrido y Pepe Lorenzo y del 85, fecha en la que creamos el ISP (Independentistas por San Pedro), del cual fui secretario general, obteniendo cinco concejales en las elecciones posteriores.

P. ¿Y en el plano personal de tu vida?

R. Los 43 años de matrimonio con mi maravillosa mujer Isabel, que me ha dado dos hijos  y, a su vez, tres nietos, un yerno y una nuera inmejorables. Quiero destacar la labor educacional que ha tenido con ellos, que ahora ellos transmiten a mis nietos, principalmente basada en el respeto a los demás, la sociabilidad, los valores humanos, el estudio y la religión.

P. ¿Un deseo para el futuro?

R. Que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía falle a favor de San Pedro Alcántara y se le conceda la segregación.

JoseCastellano 1

  • Publicado en el periódico San Pedro Información en Abril de 2014