Chantarela, un producto local y de temporada muy versátil

Jimena de la Frontera alberga la única lonja micológica de nuestro país

Una de las setas más apreciadas en cocina es la Chantarela o Rebozuelo, aunque su denominación científica sea la de Cantharellus Cibarius. La característica más sobresaliente de su sombrero con forma de trompeta es la ausencia de las típicas láminas de otros hongos como los champiñones, que son sustituidas por unos pliegues que junto al color ocre intenso la hacen fácilmente reconocible.

Los bosques mixtos de alcornoques y de pinos son el lugar ideal para su recolección cuando las condiciones atmosféricas lo permiten; el Parque Natural de Los Alcornocales es uno de los parques más grandes de España y la producción de esta bella especie de seta alcanza en él su mayor registro, de hecho Jimena de la Frontera acoge la única lonja micológica de nuestro país. Otra de las razones de la abundancia de chantarelas radica en su carácter termófilo, necesitan de temperaturas suaves durante los inviernos lluviosos, lo que hace que difícilmente puedan aparecer en otras latitudes más frías.

En cocina destaca por su intenso sabor y olor, que hace que se sirva normalmente como complementos de otros platos como son las carnes o la pasta. Su ingesta como la de cualquier hongo comestible ha de ser siempre moderada, ya que su digestión no es tan fácil como la de otros alimentos.

CHANTARELA CON PRESA IBÉRICA DE JABUGO 100%

Más artículos en Gastronomía