El PP remitirá a la fiscalía el expediente de los caballos y califica de burla la respuesta del equipo de gobierno sobre el mismo

El concejal del grupo municipal popular y parlamentario andaluz, Félix Romero, ha informado hoy de que su grupo remitirá a la fiscalía anticorrupción el expediente de la guardia montada en la boda de un militante socialista amigo del alcalde, para que el ministerio fiscal determine si ha habido lo que entendemos como “una presunta prevaricación”.

Romero ha calificado de burla las conclusiones a las que se llegan en el expediente informativo que supuestamente el tripartito puso en marcha para conocer los pormenores de este caso y en el supuesto de existir, dirimir responsabilidades, algo que por supuesto no se hace porque el expediente ha sido “convenientemente archivado”.

En dicho informe, el jefe de la policía local asegura que la presencia de escuadrones de la policía montada en bodas es práctica inveterada, algo que es absolutamente falso, que existían vínculos familiares de los contrayentes con el cuerpo de la policía, un vínculo que se limita al jefe y que en esta zona del casco antiguo el escuadrón de caballería tiene presencia habitual, que es otra falsedad.

Según ha precisado Romero, desde el PP hemos querido darle una oportunidad al tripartito para que se explicasen, se disculpasen y exigieran responsabilidades, pero la respuesta ha sido la incoación de un expediente “farsa”, cuyas conclusiones son una burla a la inteligencia de los ciudadanos.

Por otra parte, el representante de los populares se ha referido al concurso impulsado por el equipo de gobierno para la adquisición de una nueva uniformidad de los policías locales con un coste para las arcas públicas de 800.000 euros, pese a que es contrario a la Orden de la Junta de Andalucía que regula las características de dicha uniformidad.

¿Pero cuáles son las prioridades de este equipo de gobierno? Se ha preguntado el concejal quien ha recordado que sin embargo aún no han hecho nada para licitar el sistema de radiocomunicación de la Policía y Bomberos, que es de enorme prioridad y que el anterior Ejecutivo dejó con partida presupuestaria.

Urbanismo desestructurado, las calles sucias, las playas con natas, los jardines abandonados y los responsables municipales ocupados en comprar uniformes no reglados para la policía en una muestra clara de irresponsabilidad e incompetencia absoluta, ha lamentado Romero.