La U.D. San Pedro vuelve con un punto de su visita al Juventud de Torremolinos

La U.D. San Pedro encadena su cuarta jornada consecutiva sin perder (3-3)

La U.D. San Pedro ha conseguido traerse un punto de su visita al Juventud de Torremolinos en un encuentro en el que los sampedreños merecieron algo más y que estuvo marcado por las controvertidas decisiones arbitrales, con dos penaltis muy protestados y con un segundo gol en el que desde el banquillo visitante se pidió fuera de juego.

Pese a  llegar a ponerse 1-3 en el marcador los rojinegros no supieron aprovechar la ventaja y pagaron con el empate el tratar de conservar el resultado cuando todo parecía apuntar a que caería el cuarto de la U.D. San Pedro. Al final reparto de puntos agridulce para el conjunto dirigido por Boris Gambero pero que permite a los rojinegros encadenar su cuarta jornada consecutiva sin conocer la derrota.

El partido comenzó igualado y los primeros cuarenta y cinco minutos estuvo marcado por el dominio del balón dividido entre ambos conjuntos. Pocas ocasiones en la primera mitad con acercamientos a ambas puertas aunque sin llegar a crear ninguno de los dos equipos un peligro real hasta que en el 28’ logró adelantarse la U.D. San Pedro con gol de Antonio.

Poco duró la ventaja y unos minutos después llegó una de las decisiones polémicas de la tarde con un penalti a favor de los locales por una supuesto forcejeo de Álex muy protestados por los jugadores de Boris y por los numerosos seguidores del San Pedro que esta mañana se han desplazado hasta el campo de El Pozuelo. Ibón desde los once metros devolvía la igualdad al marcador.

No fue la única acción controvertida de esta primera mitad ya que fue muy reclamada una tarjeta a Tejada que cortó a Asencio cuando el rojinegro se escapaba hacia puerta rival, el colegiado aplicó la ley de la ventaja pero olvidó después mostrar la amarilla al jugador local que en la segunda parte si vio tarjeta por una acción similar y que hubiese supuesto que no hubiese terminado el encuentro.

Descanso 1-1

Al descanso se llegó con el 1-1 pero tras la reanudación los de Boris salieron dispuestos a llevarse los tres puntos, el dominio, el juego y las ocasiones cayeron del lado rojinegro pero los visitantes no lograron llevarse una victoria que hubiese sido justa.

Apenas minutos después de que comenzase la primera mitad, en el 49’, una gran jugada entre Medina y Salvi culminaba en un centro del segundo que de nuevo transformaba en gol Antonio. La U.D. San Pedro había salido como un vendaval y dos minutos después Asencio ampliaba la distancia haciendo el tercero para los sampedreños, una acción individual que terminaba con el disparo del rojinegro desde la esquina del área grande, llegó a tocar el guardameta local el balón pero no pudo evitar el tanto.

Los de Boris vivían los mejores minutos del partido y contó con varias ocasiones para hacer el cuarto. Un minuto después Salvi presionó a la defensa local y logró llevarse el balón poniendo de nuevo el balón a Antonio que no pudo llegar al centro. En el 67´sería Dani Cintrano, que había entrado dos minutos antes para sustituir a Asencio que se hizo daño en el codo en una caída, contó con otra buena ocasión, el delantero rojinegro se metió hasta el área pero su disparo terminó marchándose por encima de la puerta defendida por Carlos. En el 69’ el delantero rojinegro volvía a estar presente en otra ocasión, un balón largo que Cintrano peinó hacia atrás para buscar a Antonio, se adelantó el portero torremolinense y evitó que el delantero sampedreño llegase al balón.

De nuevo en el 76’ el San Pedro contó con una doble ocasión para haber puesto la puntilla final al marcador, primero con un disparo de Dani que logró despejar el cancerbero, el rechace cayó a Rubén Cervera que mandaría el balón fuera por muy poco.

Pero cuando mejor estaba la U.D. San Pedro se buscó mantener el resultado y se apostó por un juego más conservador que terminaría pagando caro. El Torremolinos que apenas había tenido presencia en esta segunda mitad comenzó a tener el balón y logró empatar en menos de quince minutos un partido que parecía que se iba a decantar claramente del lado de los visitantes.

En el 77’ un balón en profundidad a Ibon, que parecía estar en posición adelantada, sirvió para que el Torremolinos acortase distancias y menos de diez minutos después en el 86’ el colegiado volvía a hacerse protagonista del encuentro al pitar un segundo penalti por una carga de Wence, de nuevo, una acción que fue muy discutida y cuestionada por los rojinegros.

En el 89’ se quedó con 10 el Juventud de Torremolinos por una fea acción de Chacón sobre Álex y que le supuso al jugador local la roja directa. El partido se volvió loco y pese a estar en inferioridad numérica el Torremolinos pudo incluso haberse llevado los tres puntos con dos acciones en los últimos minutos que se marcharon fuera por poco, pero el resultado ya no se movería, al final 3-3 y reparto de puntos que no contentó a los visitantes que vieron como se escapó la victoria en quince minutos en un partido que les era totalmente favorable.